Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Ciencia y Tecnología

Encuentran peces caníbales en playas de EU; comunidad científica se encuentra desconcertada

Publicado

el

Foto: Internet

Los peces lanceta (Alepisaurus ferox), también llamados caníbales, no dejan de sorprender a los científicos. Con casi dos metros de largo, este ‘lagarto sin escamas’ es uno de los peces de aguas profundas de mayor tamaño, con un aspecto fiero de mandíbulas abiertas con colmillos, ojos enormes, cuerpo largo y resbaladizo y una aleta en forma de vela.

Esta especie vive principalmente en aguas tropicales y subtropicales, pero migra hacia el norte hasta áreas subárticas como el mar de Bering en Alaska para alimentarse. Por eso, a los científicos les ha desconcertado el hallazgo de varios peces lanceta a la orilla de las playas de Oregón, en el Pacífico Norte.

“Varios peces lanceta han llegado a las costas de las playas de Oregón en las últimas semanas desde Nehalem al sur hasta Bandon. Estos peces de aguas profundas viven en aguas tropicales y subtropicales y pueden migrar tan al norte como el Mar de Bering para alimentarse. Nadie está seguro de por qué están llegando a tierra”, explica el personal de Oregon State Parks en una publicación de Facebook.

Estos especialistas explican que han encontrado algunos ejemplares con vida, que fueron devueltos al mar. Sin embargo, piden colaboración ciudadana en el caso de encontrar más peces de este tipo, dando aviso a las autoridades estadounidenses a través de redes sociales.

“Los varamientos en Oregón y en otros lugares no son exactamente comunes ni ocurren con regularidad”, explica a WordsSideKick el investigador en el Centro de Ciencias Pesqueras del Noroeste de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), Daniel J. Kamikawa.

Kamikawa asegura que nunca se han registrado varamientos masivos o muertes de peces lanceta anteriormente. A lo sumo, se han encontrado uno o dos individuos en algunos puntos de la costa. En este episodio, han aparecido varios ejemplares a lo largo de un tramo de costa de unos 290 kilómetros de largo.

Los científicos manejan varias teorías de por qué se ha producido este varamiento. La primera es que estos peces están heridos o enfermos, por lo que no pueden nadar de manera efectiva y son empujados a la orilla. La segunda, que fueron arrastrados por una tormenta. La tercera hipótesis que barajan es un choque de temperatura, que sucede cuando se exponen repentinamente a agua que es mucho más fría que su rango de temperatura normal. Pero es probable que nunca lleguen a saber el motivo.

Además de por su temible aspecto, los peces lanceta se caracterizan por su canibalismo, porque se alimentan vorazmente de muchos otros peces e invertebrados, incluidos los de su misma especie, cosa que se ha comprobado examinando restos encontrados en cadáveres de lacneta. Son depredadores de emboscada, porque cazan flotando camuflados en silencio en el agua hasta que la presa desprevenida nada lo suficientemente cerca como para atacar.

Estos ejemplares también se distinguen por ser hermafroditas, ya que poseen órganos sexuales masculinos y femeninos simultáneamente.

Ciencia y Tecnología

Una investigación reveló que los elefantes usan nombres para identificarse en sus manadas

Publicado

el

Una investigación en África ha descubierto que los elefantes utilizan sonidos específicos para identificarse entre los integrantes de sus manadas, similar a tener nombres propios. Este estudio, publicado en la revista Nature Ecology and Evolution, fue realizado durante cuatro años en dos reservas naturales de Kenia: Samburu y el Parque Nacional de Amboseli. La investigación incluyó 14 meses de trabajo de campo donde se grabaron 470 llamadas distintas de 101 elefantes.

Los investigadores reprodujeron los audios grabados a los mismos grupos de elefantes y observaron que cada ejemplar reaccionaba al escuchar su “nombre”. Michael Pardo, investigador de la Universidad Estatal de Colorado y de la ONG Save the Elephants en Kenia, explicó que los elefantes no imitan las llamadas, sino que producen sonidos únicos para referirse a otros, similar a cómo los humanos se llaman entre sí. Los elefantes reaccionaron solo a su propio “nombre” y no a otros, demostrando que reconocen los sonidos vocales específicos asociados a ellos.

La investigación continuará explorando si los elefantes asignan “nombres” a otras cosas como comida, agua y lugares de interacción. Además, se destacó la amenaza que enfrentan los elefantes africanos debido a la caza furtiva para el tráfico ilegal de marfil. Según la World Wildlife Fund, la población de elefantes ha disminuido significativamente, de 1.2 millones en 1980 a unos 350,000 en la actualidad.

Continuar leyendo