Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Tabasco

Despidos gubernamentales aumentarían índices delictivos: CCET

Publicado

el

27 de agosto de 2018.- El sector empresarial indicó que no está en condiciones para emplear a los trabajadores que han sido despedidos de las dependencias gubernamentales y advirtió que de continuar esa tendencia se corre el riesgo de que se incremente la informalidad y, en el peor de los casos, aumenten los índices delictivos.

Pablo Ulises Jiménez López, presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Tabasco (CCET), indicó que el reciente despido de por lo menos 300 trabajadores del sector salud es preocupante ya que no existen condiciones laborales donde puedan ser colocados.

Las empresas, sostuvo, enfrentan severos problemas económicas desde hace por lo menos dos años que han provocado también el despido de personal y no tengan condiciones para contratar o reabrir las plazas laborales.

Y anticipó que el panorama será más complicado ya que ante la falta de liquidez en la administración estatal, la tendencia es que haya más despidos.

“El principal empleador del estado es el gobierno municipal y estatal, y pues es preocupante esa situación y sobre todo que para poder absorber toda esa… y recuperar nuestros empleos, hay que apostarle al trabajo de la iniciativa privada”, dijo.

— ¿No están las condiciones actuales para dar empleo…?

— No, de ninguna manera, creo que todo esto se iría, desafortunadamente, a la informalidad o en el peor de los casos, como lo hemos visto, a la delincuencia.

— ¿Existe ese riesgo?

— Por supuesto, no es algo de lo que seamos ajenos, vemos los estudios que así está pasando y si esto se diera, un despido así, de una cantidad considerable, la iniciativa privada no está en posibilidades de absorber esto y, por el contrario, estamos luchando por mantener los empleos.

 

Luis M. Sánchez/NoticiasSinReservas

 

 

Tabasco

Andrés Granier por fin regresa a su casa, bajo arraigo domiciliario

Publicado

el

La juez tercera de lo penal, Leda Ferrer, autorizó esta noche el beneficio de  arraigo domiciliario al ex mandatario,  Andrés Granier Melo y ordenó su salida del penal de Tepepan para que continúe su proceso penal desde su casa de Coyoacán, en la Ciudad de México.

Miguel Alberto Romero Pérez aclaró que no se trata de una libertad absoluta sino que únicamente será trasladado a su domicilio.

Dijo que será el órgano federal denominado Unidad de Seguimiento y Supervisión de Medidas Cautelares, quien vigilará que su cliente cumpla con lo establecido en el dictamen emitido por el juez, asegurando que no se le colocará ningún brazalete al ex mandatario.

Continuar leyendo