Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Salud

OMS asegura que 2023 puede ser el último año del COVID-19 como pandemia

Publicado

el

Foto: Internet

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que 2023 podría ser el año en el que se declare el fin de la emergencia por COVID-19 en el mundo, dijo su director Tedros Adhanom.

“Estoy seguro de que en algún momento de este año podremos decir que el COVID-19 ha terminado como una emergencia de salud pública de interés internacional… y como una pandemia”, dijo en la premiación de la ceremonia Salud Pública Global.

El doctor consideró que el mundo se encuentra en uno de sus mejores momentos con respecto a la pandemia del virus SARS-CoV-2.

“Es muy agradable ver que, por primera vez, el número semanal de muertes reportadas por COVID es más bajo que cuando empezamos a utilizar la palabra ‘pandemia’ hace tres años. La mejora es significativa”, añadió.

La OMS declaró a la enfermedad provocada por el virus SARS-CoV-2 como una pandemia el 11 de marzo de 2020. En su momento, la organización criticó la falta de medidas por parte de los gobiernos de todo el mundo para reducir la propagación del patógeno.

Para esa fecha, 116 países ya habían reportado casos del nuevo coronavirus y se reportaban alrededor de 4 mil muertos. Más de mil días después, el número de personas fallecidas a raíz del COVID-19 es cercano a los 6.9 millones, de acuerdo con datos de la Universidad Johns Hopkins.

Sobre las vacunas COVID, la protección contra la muerte y la hospitalización de los refuerzos bivalentes en personas mayores comenzó a disminuir a los dos meses después de la vacunación, según un estudio preliminar.

Los resultados se basan en informes anteriores sobre la eficacia de los refuerzos actualizados de Moderna y Pfizer, que mostraban que las vacunas reducían drásticamente los riesgos de desarrollar COVID grave en adultos mayores, pero no evaluaban la duración de la protección.

Deportes

Las mujeres pueden obtener más beneficios, haciendo la mitad de ejercicio que los hombres

Publicado

el

Por

Estas conclusiones desafían la noción de que se requiere un nivel igual de esfuerzo físico para ambos géneros para lograr beneficios similares para la salud. Un estudio reciente realizado por el Instituto de Corazón Smidt de Los Ángeles, publicado en el Journal of the American College of Cardiology, ha arrojado luz sobre las diferencias significativas entre hombres y mujeres en cuanto a los beneficios cardiovasculares derivados del ejercicio físico. Los hallazgos revelan que, para obtener beneficios comparables, los hombres necesitan realizar casi el doble de ejercicio que las mujeres. Estas conclusiones están respaldadas por un exhaustivo análisis de datos de más de 400,000 adultos durante un período de 22 años.

Por ejemplo, mientras los hombres necesitan completar 300 minutos de ejercicio moderado para beneficiarse plenamente, las mujeres pueden lograr los mismos beneficios con solo 140 minutos.

Hallazgos del Estudio
El estudio examinó detalladamente la relación entre el ejercicio físico y la salud cardiovascular, centrándose en factores como la frecuencia, duración, intensidad y tipo de actividad física. Se encontró que las mujeres experimentan mayores beneficios para la salud cardiovascular con el ejercicio en comparación con los hombres. Por ejemplo, el riesgo de mortalidad disminuyó en un 24% en mujeres que realizaban actividad física regular, en comparación con un 15% en hombres.

Además, las mujeres que participaron en el estudio mostraron una mayor reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares en comparación con los hombres, incluso cuando se realizaba menos ejercicio. Las mujeres obtuvieron beneficios significativos con solo 75 minutos de actividad física moderada a la semana, mientras que los hombres necesitaron el doble, alrededor de 150 minutos, para experimentar beneficios comparables.

El análisis también sugiere que la intensidad del ejercicio puede desempeñar un papel crucial. Se encontró que las mujeres que participaban en actividad física vigorosa tenían un riesgo aún menor de enfermedades cardíacas en comparación con las que realizaban ejercicios moderados, lo que sugiere que la intensidad puede tener un impacto más marcado en las mujeres que en los hombres.

Estos resultados desafían la noción convencional de que se requiere un nivel igual de esfuerzo físico para ambos géneros para lograr beneficios similares para la salud. Los hallazgos respaldan la idea de que las pautas de actividad física deberían ser personalizadas y tener en cuenta las diferencias de género.

Es importante destacar que, si bien este estudio proporciona información valiosa sobre las diferencias de género en los beneficios del ejercicio, cada persona es única y las recomendaciones de actividad física deben adaptarse a la salud individual y las metas personales.

Continuar leyendo