Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Internacionales

Falleció exempleado de Boeing que denunció irregularidades en la producción

Publicado

el

Un antiguo empleado de la compañía aeronáutica Boeing, conocido por expresar sus preocupaciones sobre los estándares de producción de la empresa, fue encontrado sin vida en los Estados Unidos.

John Barnett, quien trabajó para Boeing durante 32 años hasta su jubilación en 2017, había estado testificando en un juicio contra la empresa en los días previos a su muerte, después de haber denunciado irregularidades.

Boeing expresó su pesar por el fallecimiento de Barnett. El oficial forense del condado de Charleston confirmó su muerte a la BBC el lunes, explicando que el hombre de 62 años había fallecido debido a una herida “autoinfligida” el 9 de marzo, y que la policía estaba llevando a cabo una investigación.

Barnett había trabajado desde 2010 como gerente de calidad en la planta de North Charleston, encargada de fabricar el 787 Dreamliner, un avión de pasajeros utilizado principalmente en rutas de larga distancia.

En 2019, Barnett había compartido con la BBC que los trabajadores bajo presión estaban instalando piezas de calidad inferior deliberadamente en los aviones en la línea de producción. También había destacado graves problemas con los sistemas de oxígeno, lo que podría significar que una de cada cuatro máscaras de respiración no funcionaría en caso de emergencia.

Aunque Boeing negó sus afirmaciones, una revisión realizada en 2017 por la Administración Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos confirmó algunas de las preocupaciones de Barnett. Se determinó que al menos 53 piezas “defectuosas” se consideraban perdidas en la fábrica, y se ordenó a Boeing que tomara medidas correctivas.

Sobre los cilindros de oxígeno, la compañía admitió que en 2017 había “identificado algunas botellas de oxígeno recibidas del proveedor que no se desplegaban correctamente”, pero negó que alguna de ellas estuviera realmente instalada en algún avión.

Internacionales

El Ministerio de Salud de Perú clasifica la transexualidad y la identidad de género como una enfermedad mental

Publicado

el

El Ministerio de Salud de Perú ha causado controversia al mantener un decreto que clasifica la transexualidad como un trastorno mental. Esta decisión ha provocado fuertes protestas de colectivos LGBTQ+ y organizaciones como Human Rights Watch (HRW), quienes consideran el decreto sesgado y desactualizado, fomentando la discriminación y la violencia.

Pese a las manifestaciones y las críticas, el gobierno peruano ha defendido la vigencia del decreto, argumentando que su anulación impediría a los afiliados del sistema de salud acceder a servicios de salud mental. Carlos Alvarado, del Ministerio de Salud, señaló que el objetivo es mejorar la atención en salud mental, aunque se utilice una clasificación de la OMS que ya no está en uso.

La comunidad LGBT y sus defensores continúan exigiendo la derogación del decreto, advirtiendo sobre las “graves consecuencias” que podría tener, incluyendo la promoción de prácticas inhumanas como las terapias de conversión. La situación en Perú subraya la necesidad urgente de actualizar las políticas de salud para reflejar el reconocimiento de los derechos y la dignidad de las personas LGBTQ+

Continuar leyendo