Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Internacionales

Los días más oscuros del COVID-19 están por llegar en EU: Joe Biden

El presidente electo de Estados Unidos, advirtió que los días más oscuros de la pandemia “están por llegar” en el país, y el inicio de la campaña de vacunación no impedirá que mueran todavía “decenas de miles” de personas más debido a COVID-19.

Publicado

el

Foto: Internet

Joe Biden, presidente electo de Estados Unidos, advirtió que los días más oscuros de la pandemia “están por llegar” en el país, y el inicio de la campaña de vacunación no impedirá que mueran todavía “decenas de miles” de personas más debido a COVID-19.

“Nuestros días más oscuros en la batalla contra la covid están por llegar, no los hemos dejado atrás. Por muy frustrante que sea escucharlo, vamos a necesitar paciencia, persistencia y determinación para derrotar a este virus”, dijo Biden en una rueda de prensa en Wilmington (Delaware).

Asimismo, quien fuera vicepresidente de Barack Obama advirtió: “Los expertos dicen que las cosas van a ir a peor antes de mejorar”.

Tres días antes de Navidad, cuando los estadunidenses se preparan para unas fiestas atípicas en pleno repunte de casos y muertes de covid-19, Biden reiteró que tiene una “confianza absoluta en la vacuna, pero los suministros son pocos”.

“Vamos a perder decenas de miles de vidas en los próximos meses y la vacuna no va a poder parar eso. Necesitamos que todo el mundo lleve mascarilla, practique la distancia social y evite las congregaciones grandes, especialmente en interiores”.

Internacionales

Dispersa policía de Guatemala caravana migrante hondureña

Publicado

el

Foto: Internet

Policías y soldados guatemaltecos dispersaron este lunes por la fuerza una caravana con miles de migrantes hondureños, apostados durante el fin de semana en una carretera en el poblado de Vado Hondo (este), postergando su aspiración de llegar a pie a Estados Unidos.

El contingente policial avanzó sobre la masa haciendo un fuerte ruido mediante el golpe de sus macanas contra escudos, logrando que muchos migrantes retrocedieran y otros corrieran hacia los lados, dispersándose dentro del pueblo, pero aún en territorio guatemalteco.

“No estábamos robando, somos gente de bien. Sólo queremos pasar”, dijo a la AFP al borde del llanto Angie, migrante hondureña de 21 años, que junto a miles de sus compatriotas mira en Estados Unidos mejores oportunidades económicas.

En el desalojo, varios de los caminantes lanzaron piedras a la policía, que respondió con gas lacrimógeno para seguir alejándolos en dirección a la frontera con Honduras, ubicada a unos 50 kilómetros.

La operación policial puso a correr a muchas familias, entre ellas madres con niños pequeños.

“Yo voy con mi hijo, yo en Honduras no tengo donde vivir”, señaló otra mujer al canal Guatevisión, tras la estampida y mientras tomaba aliento al lado de un poste.

Unas 4 mil personas permanecían en ese grupo, de las 9 mil que se estima ingresaron con la caravana.

Otros 800 han sido contenidos en un pueblo vecino, cientos se han dispersado por los alrededores y al menos mil 568 personas han retornado a Honduras, entre ellas 208 menores.

La carretera donde los migrantes estaban desde el sábado, quedó despejada para el avance del transporte de carga, cuya mercancía corría el riesgo de estropearse.

Continuar leyendo