Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Internacionales

Los animales podrían considerarse personas con derechos

Publicado

el

Foto: Internet

Una histórica audiencia de un oso andino, fue motivo para que la corte evaluará que animales fueran reconocidos no como cosas, sino como seres sintientes y ahora también pueden estar sujetos de derechos, pero no deberes y quien deben velar por esos derechos es el hombre, un un cambio importante, que no se centra en el debate común sobre el sufrimiento de los animales.

En el 2017, en una audiencia se debatió sobre el caso de Chucho, un oso de anteojos o andino, el cuál fue representado por el abogado Luis Domingo Gómez, quien pidió a la Corte Constitucional que revocara la tutela que se le había concedido a favor de un zoológico y diera las órdenes pertinentes para Chucho fuera trasladado a una reserva natural, en donde pueda vivir bajo los cuidados de los seres humanos.

En la audiencia de Chucho intervinieron 20 personas, ministros, académicos, juristas, ONG y autoridades ambientales, donde se debatió sobre la cautividad del oso en el zoológico de Barranquilla después de ser trasladado de la reserva de Río Blanco, en Manizales, donde había permanecido 18 años.

De esta manera se pidió que la liberación de Chucho, ya que el oso está mejor en sus instalaciones que en la reserva natural, en la que vivía encerrado por una cerca de púas, además de que considera que los animales no son sujetos de derechos, sino objetos de derechos y, por lo tanto, no pueden ser beneficiados con un habeas corpus, mecanismo que protege la libertad de los humanos.

Internacionales

Dubái enfrenta lluvias históricas y fenómeno del “cielo verde”

Publicado

el

En medio de una serie de fenómenos climáticos sin precedentes, Dubái, una de las ciudades más prósperas del mundo, se ve sacudida por lluvias intensas y un misterioso cambio en el color del cielo.

Desde 1949, Dubái no había experimentado precipitaciones tan fuertes, lo que ha llevado a inundaciones repentinas y la pérdida de al menos 20 vidas. En un lapso de tan solo 24 horas, la ciudad registró 214 mm de lluvia, equivalente a todo un año de precipitaciones normales.

Este fenómeno se ha atribuido en parte a la siembra de nubes, una técnica utilizada para inducir lluvias, pero que parece haber tenido efectos inesperados y desastrosos.

El 16 de abril, los habitantes de Dubái fueron testigos de un espectáculo aún más inusual: un cielo que cambió de gris a un verde intenso, acompañado de neblina, relámpagos y más lluvias intensas. Este fenómeno ha desconcertado a muchos, que se preguntan si podría ser una señal apocalíptica.

Los expertos han ofrecido una explicación, señalando que el cielo verde podría ser resultado de fuertes corrientes ascendentes en las nubes, causadas por temperaturas extremadamente frías en la parte superior de la atmósfera.

Aunque es común que el cielo cambie de color durante o después de una tormenta debido a la interacción de la luz solar y las partículas en la atmósfera, la intensidad y persistencia de este fenómeno en Dubái son motivo de preocupación y requieren un análisis más detallado.

En medio de esta situación, las autoridades y la comunidad científica trabajan para comprender mejor lo que está sucediendo y tomar medidas para garantizar la seguridad y el bienestar de los habitantes de Dubái. La prevención de más pérdidas de vidas y la gestión de las inundaciones son prioridades urgentes en este momento.

Continuar leyendo