Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Internacionales

Estado Islámico anuncia la muerte de su líder y nombra nuevo califa

Publicado

el

Foto: Internet

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) anunció la muerte de su líder, Abu al Hasan al Qurashi, que fue nombrado por la organización el pasado marzo, y designó a Abu al Husein al Huseini al Qurashi como el nuevo ‘califa‘, según un audio difundido por la productora audiovisual Al Furqan, afín a los yihadistas.

“Lamento anunciar a los musulmanes y a los soldados del califato islámico la muerte del príncipe de los creyentes, Abu Hassan Al Hashemi Al Korashi, durante una batalla donde estaba combatiendo a los enemigos de Alá”, dijo en el audio el portavoz del EI, Abu Omar al Mohajer.

Asimismo, anunció que, tras una reunión de la cúpula de la organización, se acordó “nombrar a Abu al Husein al Huseini al Qurashi como califa de los musulmanes”, en referencia al apodo del nuevo líder, del que se desconoce su nombre real y su función en el EI hasta el momento.

El portavoz no ofreció detalles de cómo ni dónde murió el líder de la organización, que había permanecido en las sombras tras ser nombrado el pasado mes de marzo, después de que su predecesor falleciera a principios de febrero en una operación estadounidense en el noroeste de Siria.

La última información sobre el fallecido líder del EI fue ofrecida el pasado junio por el portal informativo turco Odatv, que aseguró que el califa había sido detenido en Estambul un mes antes en una operación internacional preparada en secreto, si bien este extremo no fue confirmado oficialmente.

Esta representa la segunda muerte en un año de un líder del Estado Islámico.

El anterior, Abu Ibrahim al Hashimi al Qurashi, murió el 3 de febrero en una operación de las fuerzas especiales de Estados Unidos en una casa de la provincia siria de Idlib, un bastión de la oposición siria en el noroeste del país.

Al Qurashi había sido proclamado califa por el Estado Islámico en 2019, tras el deceso de su antecesor, Abu Bakr al Bagdadi, en otra operación estadounidense, pero durante su tiempo al frente de una organización debilitada y despojada de los amplios territorios que había llegado a conquistas en Siria e Irak no se conoció su rostro ni se escuchó su voz.

Desde la muerte de Al Bagdadi, los líderes de Estado Islámico han sido apodados Al Qurashi, en referencia a la tribu de Quraish (o Coraichitas, en español), a la que perteneció el profeta Mahoma, y que los dos últimos líderes han empleado para darse legitimidad.

Internacionales

Una provincia de Canadá prueba la despenalización de las drogas duras

Publicado

el

La provincia de Columbia Británica, al oeste de Canadá, autorizó la despenalización de las drogas duras en cantidades pequeñas, esto como un cambio drástico en la polícia antidrogas con el fin de detener la crisis de opáceos, que han matado a miles de canadienses.

La región es la primera provincia canadiense en experimentar esta excepción, aplicada hasta ahora solo en Oregón (Estados Unidos) y en Portugal. Entre las drogas que destacan en la despenalización son la heroína y el fentanilo.

A partir del martes y durante un periodo de tres años, los adultos podrán llevar hasta 2.5 gramos de droga para uso personal. Hasta ahora, los casos más graves de posesión de drogas duras han implicado multas y penas de prisión.

En mayo pasado, al anunciarse el desarrollo de esta medida, la jerarca había precisado que el proyecto podría aplicarse en otras provincias. Columbia Británica, epicentro de esta crisis en Canadá, ha registrado más de 10 mil muertes por sobredosis desde que declaró el estado de emergencia sanitaria en 2016. Eso supone el deceso de seis personas al día.

Y durante la primera ola de la pandemia de covid-19, en mayo de 2020, el número de muertes relacionadas con sobredosis en la Columbia Británica superó al número de muertos por el coronavirus, sumiendo a la provincia en una doble crisis de salud. Canadá ha invertido más de 800 millones de dólares canadienses (unos 597 millones de dólares) desde 2017 para responder a la crisis de los opiáceos, que ha sido en gran parte responsable del estancamiento de la esperanza de vida en los últimos años.

Continuar leyendo