Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Internacionales

Donald Trump llega a Nueva York para comparecer ante la justicia de EU

Publicado

el

Foto: Internet

El expresidente estadounidense Donald Trump llegó hoy al rascacielos de su propiedad en Nueva York, la Torre Trump, en medio de una gran expectación, cuando quedan solo horas para que mañana comparezca en el tribunal para que el juez le lea los cargos.

Trump llegó al Aeropuerto de La Guardia de Nueva York a las 15:30 h local, y tras unos minutos de preparativos se le vio bajar en solitario la escalerilla del avión, vestido con su habitual traje azul con corbata roja.

Nada más bajar del aparato, se subió a una camioneta que, escoltada por una decena de vehículos del servicio secreto o de la policía, enfiló la ruta hacia el centro de Manhattan vía el barrio de Queens y luego el de Harlem.

Una ambulancia iba siguiendo el convoy durante todo el trayecto.

Trump entró a pie en el rascacielos que lleva su nombre e hizo un saludo con la mano a las personas que aguardaban en la calle.

Pocos minutos antes de su llegada, la treintena de seguidores que lo esperaban frente a la Torre Trump, con abundantes banderas y parafernalia trumpista, comenzaron a gritar “USA, USA, USA” cada vez que un vehículo aparecía en las cercanías.

Si los seguidores solo sumaban una treintena, los periodistas que desde la mañana hacían guardia en el lugar eran varios centenares, separados del edificio por varias barreras de vallas metálicas.

Mientras las grandes cadenas de televisión de EE.UU. retransmitían en directo la llegada a Nueva York de Trump, el presidente estadounidense, Joe Biden, daba un discurso en Minesota en una planta de la empresa Cummins, que fabrica sistemas de combustible y de generación de electricidad.

Biden aún no ha anunciado oficialmente si se presentará a la reelección en 2024, aunque ha dicho que tiene intención de hacerlo, mientras que Donald Trump es ahora mismo el precandidato republicano con mayores índices de popularidad.

Internacionales

Descubren comportamiento inesperado en ballenas jorobadas: apareamiento entre machos

Publicado

el

Científicos lograron captar por primera vez el increíble momento en el que dos ballenas jorobadas, aparentemente machos, se apareaban, un comportamiento que hasta ahora no había sido documentado en esta especie. Este descubrimiento ha desconcertado a los investigadores, ya que los informes sobre el comportamiento sexual de las ballenas jorobadas son extremadamente raros y nunca antes habían sido capturados en imágenes.

Aunque los científicos han estudiado de cerca a las ballenas jorobadas durante décadas, este tipo de comportamiento homosexual es completamente nuevo para ellos. Las imágenes fueron capturadas por los fotógrafos de vida silvestre Lyle Krannichfeld y Brandi Romano, quienes se encontraban en un viaje recreativo en Maui, Hawái, cuando presenciaron este extraordinario comportamiento.

Las dos ballenas se acercaron lentamente hacia su barco, que tenía los motores apagados y en punto muerto. Krannichfeld y Romano notaron de inmediato que una de las ballenas parecía estar enferma: su piel era inusualmente marrón, estaba visiblemente demacrada y cubierta de piojos de ballena, además de tener una mandíbula lesionada.

El otro animal, por su parte, tenía el pene extendido, un comportamiento que los machos de ballenas y delfines suelen reservar para el apareamiento. Sin embargo, algunos detalles plantean dudas sobre si el encuentro fue agradable o consensuado para ambas ballenas.

“La ballena B se acercó repetidamente desde la parte trasera de la ballena A y penetró a la segunda ballena”, informaron los especialistas. Este tipo de comportamiento ha sido documentado en varias especies animales, como delfines, chimpancés bonobo, leones y aves, pero es la primera vez que se observa en ballenas jorobadas.

Aunque no se puede determinar con certeza la razón detrás de este comportamiento, los científicos especulan que podría estar relacionado con la lesión y aparente debilidad de una de las ballenas, lo que podría haberla hecho más vulnerable al acercamiento del otro animal. Sin embargo, se necesita más investigación para comprender completamente este fenómeno.

Continuar leyendo