Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Internacionales

Xi Jinping obtuvo su tercer mandato en China

Publicado

el

El régimen chino de Xi Jinping consolidó este viernes su poder después de que la Asamblea Nacional Popular lo designase para un tercer mandato de cinco años (2023-2028) inédito entre sus predecesores.

El pleno de la ANP ratificó la permanencia de Xi, también secretario general del gobernante Partido Comunista (PCCh), después de que el órgano aprobara en 2018 una enmienda constitucional que eliminaba el límite de dos mandatos consecutivos de cinco años para los presidentes chinos.

El resultado de la votación de los diputados, anunciado poco antes de las 11:00 hora local, fue inapelable: 2.952 votos a favor, cero en contra y ninguna abstención.

No era un resultado inesperado dado que el parlamento está en la práctica sometido por el Partido Comunista (PCCh), que en octubre ya lo reeligió por otros cinco años como secretario general y jefe del Ejército, los dos cargos de más poder en el país.

Los últimos meses fueron complicados para el régimen de China, tras las grandes manifestaciones a finales de noviembre contra su política de “COVID cero” y una ola de muertes tras el abandono de esta estrategia en diciembre.

Estos temas, como era de esperarse, se evitaron durante la sesión anual del Parlamento, un evento cuidadosamente coreografiado en el que Li Qiang, aliado de Xi, deberá reemplazar como primer ministro a Li Keqiang.

La Asamblea Popular Nacional (APN) reunida en Beijing también debe elegir formalmente un nuevo vicepresidente que sustituya a Wang Qishan.

La sesión anual de la APN fue también fue propicia para anunciar un objetivo de crecimiento modesto de “alrededor del 5%” en 2023 y un aumento del presupuesto militar.

La reelección formal de Xi Jinping como jefe de Estado encumbra el ascenso de un responsable político de antaño poco conocido para el público, y que se ha convertido en el dirigente chino más poderoso en décadas.

Durante décadas, la República Popular de China, escaldada por el caos político y el culto a la personalidad durante el reinado de su dirigente y fundador Mao Zedong (1949-1976), promovió un sistema de gobierno más colegial en las altas esferas del poder.

En virtud de este modelo, los predecesores de Xi (Jiang Zemin y Hu Jintao) dejaron la presidencia tras diez años en el cargo.

Pero Xi puso fin a esta regla al abolir en 2018 el límite constitucional de dos mandatos presidenciales, mientras alimentaba un incipiente culto a su personalidad.

Podría incluso aspirar a otro lustro como presidente si ningún sucesor creíble emerge en este tiempo.

Pero la segunda economía mundial se encuentra con numerosos desafíos por delante: ralentización del crecimiento, caída de la natalidad, dificultades en el sector inmobiliario o una imagen internacional lastrada.

Las relaciones con Estados Unidos se encuentran en su momento más bajo en décadas, con múltiples contenciosos que van desde el estatus de Taiwán al trato de la minoría musulmana uigur o la rivalidad tecnológica.

Xi denunció esta semana la “política de contención, cerco y represión contra China” aplicada por los “países occidentales encabezados por Estados Unidos” que “ha traído severos desafíos sin precedentes para el desarrollo” del país.


Internacionales

Trump sugiere otorgar Green Card automática a graduados universitarios en EE. UU.

Publicado

el

En una reciente conversación en el programa ‘All-In Podcast’, Donald Trump reveló una propuesta que podría facilitar la obtención de la tan deseada Green Card o residencia permanente en Estados Unidos. Con esta iniciativa, el exmandatario introduce una perspectiva novedosa en el ámbito de la inmigración.

Esta medida, destinada a beneficiar a miles de personas en Estados Unidos, tiene como objetivo retener a los mejores talentos del extranjero para contribuir al desarrollo del país. Trump subrayó la importancia de los jóvenes y adultos que completan sus estudios en EE. UU. para el crecimiento económico.

Trump ha propuesto otorgar automáticamente la Green Card a los extranjeros que se gradúen en universidades estadounidenses, incluidas las “junior colleges”. Este anuncio marca un cambio sorprendente respecto a su retórica antiinmigración y sus esfuerzos por restringir la inmigración, tanto legal como ilegal, durante su mandato. En el podcast, Trump destacó la necesidad de retener a los mejores talentos en el país.

El expresidente detalló que cualquier persona que se gradúe en una universidad de EE. UU., desde títulos asociados hasta doctorados, debería recibir automáticamente la Green Card. Esta medida permitiría que individuos altamente capacitados permanezcan en Estados Unidos, contribuyendo significativamente a la economía nacional.

Durante su presidencia, Trump implementó políticas estrictas para limitar la inmigración, incluyendo restricciones a los programas de visados utilizados por empresas tecnológicas para contratar trabajadores cualificados y la promoción de la estrategia ‘Buy American, Hire American’. También intentó restringir el reasentamiento de refugiados y prohibió temporalmente los viajes desde siete países de mayoría musulmana.

A pesar de su postura anterior, Trump ha reconocido la necesidad de retener a los graduados brillantes formados en universidades estadounidenses. En el podcast, expresó su preocupación de que muchos graduados extranjeros de las mejores universidades no puedan crear empresas en Estados Unidos y, en su lugar, se vean obligados a establecerse en otros países como India o China.

La propuesta de Trump de otorgar automáticamente la Green Card a graduados universitarios extranjeros podría tener importantes implicaciones en su campaña presidencial para 2024. Con esta política, Trump busca atraer a votantes moderados y a la comunidad académica y empresarial. Sin embargo, esta postura podría alienar a su base de seguidores más conservadores, quienes apoyan sus políticas migratorias estrictas.

Trump ha enfatizado repetidamente la importancia de retener a individuos altamente cualificados para impulsar la economía estadounidense. En el podcast, señaló: “Necesitamos un grupo de personas que trabajen para nuestras empresas y tienen que ser personas inteligentes. Formamos a gente brillante, que se gradúa en la universidad, gente que es la número uno de su clase en las mejores universidades. Debemos ser capaces de reclutar a estas personas y mantenerlas”.

Continuar leyendo