Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Internacionales

Tragedia en Zanzíbar, Tanzania: Nueve personas pierden la vida, tras consumir carne de tortuga marina

Publicado

el

Nueve personas, incluyendo ocho niños y una adulta, perdieron la vida luego de consumir carne de tortuga marina en la isla Pemba del archipiélago de Zanzíbar, mientras que otras 78 fueron hospitalizadas, informaron las autoridades el sábado.

A pesar de ser considerada una delicia en Zanzíbar, la carne de tortuga marina ocasionalmente provoca quelonitoxismo, una forma de intoxicación alimentaria.

La víctima adulta, fallecida el viernes por la noche, era la madre de uno de los niños que murió antes, según el doctor Haji Bakari, funcionario médico del distrito de Mkoani. El consumo de la carne de tortuga tuvo lugar el martes pasado.

Bakari, en declaraciones a The Associated Press, confirmó que las pruebas de laboratorio revelaron que todas las víctimas habían ingerido carne de tortuga marina.

Ante este trágico suceso, las autoridades en Zanzíbar, una región semiautónoma de Tanzania, enviaron un equipo de gestión de desastres liderado por Hamza Hassan Juma, quien instó a la población a abstenerse de consumir tortugas.

El consumo de carne de tortuga puede desencadenar casos de quelonitoxismo, una enfermedad que comienza con síntomas gastrointestinales y puede evolucionar hacia toxicidad neurológica, hepática y renal, incluso hasta causar la muerte.

Este incidente recuerda otro trágico evento ocurrido en noviembre de 2021, cuando siete personas, incluido un niño de 3 años, fallecieron en Pemba tras consumir carne de tortuga, mientras que otras tres fueron hospitalizadas.

Las autoridades han hecho hincapié en la importancia de tomar precauciones ante el consumo de este tipo de carne, que además de representar un peligro para la vida humana, también afecta la conservación de estas especies marinas.

Internacionales

El Ministerio de Salud de Perú clasifica la transexualidad y la identidad de género como una enfermedad mental

Publicado

el

El Ministerio de Salud de Perú ha causado controversia al mantener un decreto que clasifica la transexualidad como un trastorno mental. Esta decisión ha provocado fuertes protestas de colectivos LGBTQ+ y organizaciones como Human Rights Watch (HRW), quienes consideran el decreto sesgado y desactualizado, fomentando la discriminación y la violencia.

Pese a las manifestaciones y las críticas, el gobierno peruano ha defendido la vigencia del decreto, argumentando que su anulación impediría a los afiliados del sistema de salud acceder a servicios de salud mental. Carlos Alvarado, del Ministerio de Salud, señaló que el objetivo es mejorar la atención en salud mental, aunque se utilice una clasificación de la OMS que ya no está en uso.

La comunidad LGBT y sus defensores continúan exigiendo la derogación del decreto, advirtiendo sobre las “graves consecuencias” que podría tener, incluyendo la promoción de prácticas inhumanas como las terapias de conversión. La situación en Perú subraya la necesidad urgente de actualizar las políticas de salud para reflejar el reconocimiento de los derechos y la dignidad de las personas LGBTQ+

Continuar leyendo