Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Internacionales

Inicio del Ramadán: El sagrado mes de ayuno para los musulmanes

Publicado

el

Los musulmanes celebran el Ramadán como el período en el que el profeta Mahoma recibió la primera revelación del Corán, el texto sagrado del islam.

Este mes, que marca el noveno del calendario musulmán, se inicia con el avistamiento de la luna nueva, cuya fecha exacta suele determinarse por los clérigos de cada país. En el año 2024, está programado que comience al atardecer del domingo 10 de marzo y finalice el 9 de abril.

Según informes de la televisión estatal saudí al-Ekhbariya, Arabia Saudita anunció que el primer día del Ramadán será el lunes 11 de marzo.

Durante el Ramadán, los musulmanes practicantes ayunan desde el amanecer hasta el anochecer, absteniéndose de comer, beber e incluso de mantener relaciones sexuales durante las horas diurnas. La comida antes del amanecer, conocida como suhoor, y la ruptura del ayuno después del atardecer, llamada iftar, son prácticas comunes.

El final del Ramadán, celebrado como Eid al-Fitr, es un día de fiesta importante en el que los musulmanes se reúnen para rezar, disfrutar de comidas festivas y compartir regalos y limosnas.

El ayuno del Ramadán es uno de los cinco pilares fundamentales del islam, que también incluyen la profesión de fe, la oración, la caridad y la peregrinación a La Meca.

Para aquellos que no son musulmanes pero están en contacto con personas que sí celebran el Ramadán, es importante ser respetuoso y comprensivo con sus prácticas religiosas. Se recomienda mantener la normalidad en su comportamiento, participar en las comidas de iftar si se invita y mostrar flexibilidad con las fechas y horarios durante este período sagrado.

Continuar leyendo
Publicidad ADO

Internacionales

El Ministerio de Salud de Perú clasifica la transexualidad y la identidad de género como una enfermedad mental

Publicado

el

El Ministerio de Salud de Perú ha causado controversia al mantener un decreto que clasifica la transexualidad como un trastorno mental. Esta decisión ha provocado fuertes protestas de colectivos LGBTQ+ y organizaciones como Human Rights Watch (HRW), quienes consideran el decreto sesgado y desactualizado, fomentando la discriminación y la violencia.

Pese a las manifestaciones y las críticas, el gobierno peruano ha defendido la vigencia del decreto, argumentando que su anulación impediría a los afiliados del sistema de salud acceder a servicios de salud mental. Carlos Alvarado, del Ministerio de Salud, señaló que el objetivo es mejorar la atención en salud mental, aunque se utilice una clasificación de la OMS que ya no está en uso.

La comunidad LGBT y sus defensores continúan exigiendo la derogación del decreto, advirtiendo sobre las “graves consecuencias” que podría tener, incluyendo la promoción de prácticas inhumanas como las terapias de conversión. La situación en Perú subraya la necesidad urgente de actualizar las políticas de salud para reflejar el reconocimiento de los derechos y la dignidad de las personas LGBTQ+

Continuar leyendo