Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Internacionales

Programan lanzamiento de Artemis I para el 23 de septiembre tras reparación de falla

Publicado

el

Foto: Internet

De acuerdo con el blog de la NASA sobre Artemis, técnicos construyeron un recinto similar a una tienda de campaña alrededor del área de trabajo para proteger el hardware y los equipos del clima y de otras condiciones ambientales en la plataforma de lanzamiento 39B, de Cabo Cañaveral, en Florida.

También desconectaron las placas del lado del cohete y del suelo en la interfaz, una operación conocida como desconexión rápida, para la línea de alimentación de combustible de hidrógeno líquido. También realizaron inspecciones iniciales y comenzaron a reemplazar dos sellos del tanque de combustible.

Una vez que se haya completado el trabajo, los ingenieros conectarán de nuevo las placas y realizarán pruebas iniciales para evaluar los nuevos sellos, explica la NASA.

Mientras tanto, la agencia espacial estadounidense informó que está “instruyendo al equipo de Artemis para que avance con todos los preparativos necesarios para las pruebas, seguido del lanzamiento”.

Entre los preparativos está garantizar el suministro adecuado de propulsores y gases utilizados en las operaciones de tanques, así como la planificación de las operaciones de vuelo para la misión.

La NASA ha solicitado dos oportunidades de lanzamiento, una el próximo día 23, con aterrizaje el 18 de octubre, y otra el 27 de septiembre, con aterrizaje programado para el 5 de noviembre.

Una filtración de hidrógeno líquido durante el proceso de tanqueo del cohete que, pese a los “múltiples esfuerzos” realizados, no pudo solucionarse, obligó el pasado sábado a parar la cuenta regresiva unas 3 horas antes de la prevista para que se abriera la ventana de lanzamiento.

El cohete SLS y la nave espacial Orion están en buenas condiciones mientras permanecen en la plataforma de lanzamiento, señaló la actualización.

El primer intento de lanzamiento tuvo lugar el 29 de agosto, pero fue cancelado debido a un fallo en uno de los 4 motores RS-25 del poderoso cohete SLS, que mide 98 metros de altura y costó unos 4 mil 100 millones de dólares.

Internacionales

Estado Islámico anuncia la muerte de su líder y nombra nuevo califa

Publicado

el

Foto: Internet

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) anunció la muerte de su líder, Abu al Hasan al Qurashi, que fue nombrado por la organización el pasado marzo, y designó a Abu al Husein al Huseini al Qurashi como el nuevo ‘califa‘, según un audio difundido por la productora audiovisual Al Furqan, afín a los yihadistas.

“Lamento anunciar a los musulmanes y a los soldados del califato islámico la muerte del príncipe de los creyentes, Abu Hassan Al Hashemi Al Korashi, durante una batalla donde estaba combatiendo a los enemigos de Alá”, dijo en el audio el portavoz del EI, Abu Omar al Mohajer.

Asimismo, anunció que, tras una reunión de la cúpula de la organización, se acordó “nombrar a Abu al Husein al Huseini al Qurashi como califa de los musulmanes”, en referencia al apodo del nuevo líder, del que se desconoce su nombre real y su función en el EI hasta el momento.

El portavoz no ofreció detalles de cómo ni dónde murió el líder de la organización, que había permanecido en las sombras tras ser nombrado el pasado mes de marzo, después de que su predecesor falleciera a principios de febrero en una operación estadounidense en el noroeste de Siria.

La última información sobre el fallecido líder del EI fue ofrecida el pasado junio por el portal informativo turco Odatv, que aseguró que el califa había sido detenido en Estambul un mes antes en una operación internacional preparada en secreto, si bien este extremo no fue confirmado oficialmente.

Esta representa la segunda muerte en un año de un líder del Estado Islámico.

El anterior, Abu Ibrahim al Hashimi al Qurashi, murió el 3 de febrero en una operación de las fuerzas especiales de Estados Unidos en una casa de la provincia siria de Idlib, un bastión de la oposición siria en el noroeste del país.

Al Qurashi había sido proclamado califa por el Estado Islámico en 2019, tras el deceso de su antecesor, Abu Bakr al Bagdadi, en otra operación estadounidense, pero durante su tiempo al frente de una organización debilitada y despojada de los amplios territorios que había llegado a conquistas en Siria e Irak no se conoció su rostro ni se escuchó su voz.

Desde la muerte de Al Bagdadi, los líderes de Estado Islámico han sido apodados Al Qurashi, en referencia a la tribu de Quraish (o Coraichitas, en español), a la que perteneció el profeta Mahoma, y que los dos últimos líderes han empleado para darse legitimidad.

Continuar leyendo