Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Internacionales

Armera de la película ‘Rust’, culpable de homicidio involuntario: Veredicto unánime en juicio, en Nuevo México

Publicado

el

La armera de la película Rust, estelarizada por Alec Baldwin, fue declarada culpable de homicidio involuntario este miércoles por un jurado de Nuevo México, en Estados Unidos, debido al trágico incidente en el set que cobró una vida en 2021.

Hannah Gutierrez era la encargada de supervisar las armas en la producción cinematográfica, y fue acusada por el incidente que resultó en la muerte de la directora de fotografía de la película, Halyna Hutchins. El veredicto fue unánime.

El incidente en el set de Rust fue causado por un disparo de una Colt .45 que Baldwin manipulaba durante un ensayo en una iglesia en Nuevo México. Sorprendentemente, el arma estaba cargada con una bala real, lo cual desencadenó la tragedia. El director Joel Souza también resultó herido por el mismo proyectil.

El juicio, que duró dos semanas, se centró en investigar cómo una bala real llegó al set, violando estrictamente las reglas de seguridad de la industria cinematográfica.

Durante el juicio, se presentaron imágenes del rodaje que mostraban a los actores manipulando las armas de manera peligrosa, según testigos, sin que Gutierrez interviniera, incluyendo una toma en la que Baldwin blandía el arma de forma irresponsable.

En su argumento final, la fiscal Kari Morrissey enfatizó que Gutierrez estaba descuidada en su trabajo de supervisar las más de 20 armas utilizadas en la producción, y no estaba presente cuando se preparaba la escena en la que ocurrió el fatídico disparo.

Morrissey explicó que Gutierrez dejó el arma en la iglesia, violando todas las normas de seguridad de la industria cinematográfica, y no ejecutó las medidas de precaución básicas para asegurarse de que la munición utilizada fuera inerte.

El veredicto del jurado destaca la responsabilidad y negligencia de Gutierrez en el trágico incidente que resultó en la muerte de Hutchins y en lesiones para Souza.

Internacionales

El Ministerio de Salud de Perú clasifica la transexualidad y la identidad de género como una enfermedad mental

Publicado

el

El Ministerio de Salud de Perú ha causado controversia al mantener un decreto que clasifica la transexualidad como un trastorno mental. Esta decisión ha provocado fuertes protestas de colectivos LGBTQ+ y organizaciones como Human Rights Watch (HRW), quienes consideran el decreto sesgado y desactualizado, fomentando la discriminación y la violencia.

Pese a las manifestaciones y las críticas, el gobierno peruano ha defendido la vigencia del decreto, argumentando que su anulación impediría a los afiliados del sistema de salud acceder a servicios de salud mental. Carlos Alvarado, del Ministerio de Salud, señaló que el objetivo es mejorar la atención en salud mental, aunque se utilice una clasificación de la OMS que ya no está en uso.

La comunidad LGBT y sus defensores continúan exigiendo la derogación del decreto, advirtiendo sobre las “graves consecuencias” que podría tener, incluyendo la promoción de prácticas inhumanas como las terapias de conversión. La situación en Perú subraya la necesidad urgente de actualizar las políticas de salud para reflejar el reconocimiento de los derechos y la dignidad de las personas LGBTQ+

Continuar leyendo