Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Internacionales

Padre protege a su hija con manta antes de morir de frío

Publicado

el

Foto: Internet

Un padre siempre hará lo posible por proteger a sus hijos de cualquier adversidad o daño que pueda recibir y el amor ante esto no tiene limites, tal es el caso de un hombre de 38 años de edad que murió de hipotermia después de darle su ultima cobija a su pequeña hija de 8 años de edad en la provincia de Bueng Kan, Tailandia.

Los hechos ocurrieron la noche del 6 de diciembre cuando los termómetros llegaron a marcar hasta los 9 grados durante la noche, situación que dejó al menos tres personas sin vida debido a las bajas temperaturas y a las carencias que se viven en la provincia tailandesa.

La historia de Prasarn Homthong y su hija Panwira Noipha ha causado gran conmoción en Tailandia y el mundo después de darse a conocer que el hombre de 38 años le dio su ultima cobija a su pequeña de 8 años. 

Según datos obtenidos por las autoridades tailandesas, el hombre vivía con sus dos hijas en una casa que no tenia ni puertas ni ventadas debido a la pobreza en la que se encontraban. Pensando en el bienestar de que pequeña, Prasarn le dio sus ultimas tres mantas a su hija pensando que él podría aguantar las bajas temperaturas de la noche.

La pequeña se despertó en algún momento de la noche preocupada por su papá, al cual encontró durmiendo únicamente con una camisa larga y short; Panwira utilizó unas de sus mantas para tapar a su padre, pero desgraciadamente el hombre ya había muerto de hipotermia. 

Al ver que no despertaba, su hija mayor llamó a las autoridades pensando que su algo le había pasado a su padre; pero al llegar, los paramédicos les dieron una terrible noticia: el hombre ya estaba muerto desde hace horas.

Internacionales

Biden promete legalizar 11 millones de inmigrantes

Publicado

el

El candidato presidencial demócrata Joe Biden dijo que si resulta electo presidente, su primera iniciativa será enviar al Congreso un plan “ya escrito” que legalizaría a 11 millones de inmigrantes indocumentados, empezando por los beneficiarios del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

Además, dijo, pondría fin las agresivas medidas que inició la administración de Donald Trump para restringir la inmigración no autorizada.

El ex vicepresidente hizo estos comentarios durante una entrevista de casi una hora con periodistas que representan a la Asociación Nacional de Periodistas Afroamericanos y la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos, incluyendo un reportero de The Dallas Morning News.

En la entrevista, Biden agregó que interrumpirá el programa conocido como ’Quedarse en México’, el cual requiere que miles de personas que buscan asilo en la frontera sur de Estados Unidos esperen en México mientras se resuelven sus peticiones de ingreso o asilo.

Los críticos han dicho que estas medidas han provocado una crisis humanitaria en la frontera entre estos países.

Muchos inmigrantes han quedado atrapados en grandes campamentos donde la atención médica no puede mantenerse al día con las malas condiciones de salud, y ante el riesgo que representa la pandemia de covid-19. Otros se quedan en hoteles y aceptan trabajos eventuales con la esperanza de mantenerse hasta que se cumpla fecha de la audiencias ante un juez y mostrar sus argumentos para pedir asilo en Estados Unidos.

Biden dijo que buscaría una salida cuidadosa de ese programa, y primero establecería la “infraestructura” necesaria para contratar suficientes abogados, jueces y organizaciones de apoyo.

“Hay que asegurarnos de construir (primero) la infraestructura para poder dejar atrás las políticas fronterizas crueles e inhumanas de Trump… arrancar a los niños de los brazos de su madre y los protocolos de protección de migrantes (ordenadas por) Trump”

“Todo esto llevará tiempo, no mucho tiempo, pero tomará (algo de tiempo, porque) tienes que estar preparado para no crear otra crisis”.

Biden dijo que ordenará no “encarcelar” a las familias que buscan asilo, y dijo: “Hay formas de monitorear sin meterlos en la cárcel”.

El Departamento de Seguridad Nacional, la agencia que supervisa una gran parte de las disposiciones sobre inmigración ordenadas por Trump, ha sido objeto de intensas críticas por las tácticas utilizadas por los agentes, incluida la detención de indocumentados en lugares que la agencia alguna vez consideró “lugares sensibles”, como iglesias.

“Es indignante, lo que se está (Trump) haciendo ahora”, dijo, golpeando el puño sobre la mesa. “Se trata de familias, y tienes tantos niños pequeños… bajo una enorme presión psicológica, preguntándose si van a volver a su casa y no habrá nadie allí. Necesitamos hacer mucho más“.

Biden reconoció que la mayoría de las personas de covid-19 han sido latinos y afroamericanos, y se comprometió a invertir miles de millones en esas comunidades afectadas por el virus y “abordar las desigualdades en la educación”.

“En el curso de esta pandemia, los estadounidenses de raza negra y latinos han tenido tres veces más probabilidades de infectarse, y el doble de probabilidades de morir”, dijo. “Los afroamericanos y los latinos… estadounidenses desproporcionadamente se quedaron sin trabajo, o estan enfrentando desalojos y perdiendo la esperanza. (Estas) comunidades son las primeras en ser afectadas y las últimas en recibir alivio. Necesitamos una respuesta muy estricta para corregir ese error”.

Dijo que también estaba a favor de permitir el acceso a la atención médica a los trabajadores indocumentados, y dijo: “Si están trabajando en los Estados Unidos de América y están pagando impuestos, deberían tener acceso a la atención médica… todas las personas en el país, ya sea que con documentos (migratorios o permiso de trabajo), o ya sea que sean indocumentados, deberían tener acceso a una vacuna“, dijo en referencia a la esperanza de pronto acceder a inmunizaciones contra covid-19.

La gran mayoría de los inmigrantes indocumentados en los Estados Unidos trabajan en industrias consideradas esenciales para mantener el suministro de alimentos del país, particularmente en los campos agrícolas, en plantas procesadoras de pollo y empacadoras de carne.

El exvicepresidente dijo que estaba motivado por ver la “envalentonadas generaciones jóvenes”, desde la Generación Z, hasta los llamados millennials.

“Son la generación mejor educada, con menos prejuicios, la más abierta de la historia de Estados Unidos. Creo que estamos listos“ para progresar con estas nuevas generaciones, agregó.

Continuar leyendo