Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Internacionales

EU presenta cargos contra integrantes del cártel de Sinaloa, entre ellos hijos de ‘El Chapo’

Publicado

el

El Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó hoy cargos contra 28 miembros del cártel de Sinaloa, entre ellos los hijos del narcotraficante Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, en el marco de una extensa investigación sobre el tráfico de fentanilo.

El secretario de Justicia, Merrick Garland, anunció los cargos junto con la directora de la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), Anne Milgram, y otros fiscales federales.

Los cargos fueron presentados contra los líderes del cártel de Sinaloa, así como presuntos proveedores de productos químicos, supervisores de laboratorio, traficantes de fentanilo, jefes de seguridad, operadores financieros y traficantes de armas.

Las acusaciones anunciadas imputan a los tres hijos de Guzmán, conocidos como ‘Los Chapitos’, que se han ganado la reputación de ser la facción más violenta y agresiva del cártel.

Los autos de acusación también imputan a ciudadanos chinos y guatemaltecos acusados de suministrar los precursores químicos necesarios para fabricar fentanilo.

Otros acusados en los casos incluyen a los acusados de dirigir laboratorios de fabricación de drogas y proporcionar seguridad y armas para el narcotráfico, dijeron los fiscales.

Casi 107 mil norteamericanos murieron por sobredosis de drogas en Estados Unidos en 2021.

El líder del cártel de Sinaloa fue condenado en 2019 por dirigir una operación de contrabando a escala industrial.

Durante el juicio de ‘El Chapo’, los fiscales dijeron que la evidencia reunida desde fines de la década de 1980 mostraba que él y su cártel criminal ganaron miles de millones de dólares mediante el contrabando de toneladas de cocaína, heroína, metanfetamina y marihuana a Estados Unidos.

El mexicano acusó al juez federal en su caso de burlarse del sistema de justicia de Estados Unidos y afirmó que se le negó un juicio justo.

Internacionales

Biden y Trump aceptan reglas del debate

Publicado

el

Las campañas del presidente estadounidense Joe Biden y del exmandatario Donald Trump han aceptado las reglas establecidas por la cadena CNN para el primer debate televisado antes de las elecciones presidenciales de noviembre. Este debate se celebrará el 27 de junio en Atlanta y será moderado por los periodistas Jake Tapper y Dana Bash.

El debate de 90 minutos incluirá dos pausas comerciales y contará con estrictas medidas para garantizar la equidad y la civilidad. Entre estas medidas se destacan:

  • Los micrófonos de los candidatos estarán silenciados mientras no intervienen.
  • No se permitirán anotaciones previas ni accesorios en el escenario, aunque cada candidato recibirá un bolígrafo, una libreta y una botella de agua.
  • Las posiciones en los podios idénticos serán determinadas mediante el lanzamiento de una moneda.
  • El personal de campaña no podrá interactuar con los candidatos durante el debate.

CNN ha resaltado que los moderadores emplearán todas las herramientas necesarias para asegurar una discusión ordenada. Además, para participar en el debate, los candidatos deben ser elegibles según la Constitución, haber presentado una declaración formal de candidatura a la Comisión Federal Electoral, y estar en suficientes boletas estatales para alcanzar los 270 votos electorales necesarios.

Hasta ahora, solo Biden y Trump cumplen con estos criterios, dejando fuera a otros candidatos como Robert F. Kennedy Jr., Cornel West y Jill Stein, quienes no alcanzan el 15% de apoyo en cuatro encuestas nacionales.

En abril, las principales cadenas de televisión de Estados Unidos instaron a Biden y Trump a participar en debates televisados, despejando las dudas sobre la celebración de este evento tradicional. Este año, los debates no serán organizados por la Comisión de Debates Presidenciales, sino directamente por las cadenas televisivas.

ABC ha anunciado que organizará el segundo y último debate presidencial en septiembre. Los debates televisados han sido una parte integral de las elecciones estadounidenses desde 1976, y la campaña de este año, con un debate adelantado a junio antes de las convenciones partidarias, promete ser única en la historia electoral reciente.

Continuar leyendo