Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Entretenimiento

Descubre aquí porqué Paulina de la Mora…Ha bla a sí…

Publicado

el

Hablar pausado y marcando las sílabas se ha vuelto una de las actividades favoritas de los usuarios de redes sociales y Netflix. ¿El motivo? El personaje de Paulina de la Mora de la nueva serie La Casa de las Flores. Pero este peculiar modo de hablar tiene que ver con un medicamento para tratar la ansiedad y el cual consume el personaje: el Tafil.

Conocido en el mundo médico como alprazolam, este fármaco es indicado para el tratamiento de ansiedad o trastornos de pánico, según el sitio de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México, y Paulina de la Mora lo consume habitualmente, según confiesa en uno de los episodios.

“Es-toy en-gan-cha-dí-si-ma con el Ta-fil, oye”, dice.

Entre las reacciones más comunes del alprazolam está la somnolencia, pérdida de apetito o náuseas, pues el medicamento funciona como un ansiolítico que deprime la actividad cerebral. Pero también se han reportado reacciones como pensamientos suicidas, pérdida de la memoria y por supuesto, problemas del habla.

Es por esta razón que Paulina de la Mora ha-bla de es-ta ma-ne-ra y según ha contado la actriz Cecilia Suárez en varias entrevistas, fue algo que no estaba pensado desde el inicio, sino que un día tanto a ella como al director, Manolo Caro, se les ocurrió improvisar y ahora se ha convertido en todo un fenómeno en redes.

Entretenimiento

Felinos intentan ingresar por dos años a un Museo en Japón

Publicado

el

Desde el 2016, dos gatos han intentado ingresar al Museo de Arte de la ciudad japonesa de Hiroshima, pero cada vez que lo intentan son atrapados por los guardias de seguridad o personal del museo.

La historia de Gosaku y Ken Chan se dio a conocer en redes sociales, y los apodaron ‘intelectuales’ por querer entrar al museo. Los felinos cuentan incluso con un club de ‘fans’ en Twitter con más de 42 mil seguidores.

Ambos gatos se quedaron cerca del museo a la espera de poder ingresar algún día.

A pesar de que los guardias siguen impidiendo que entren, la tienda de regalos de la institución ahora ofrece a sus visitantes bolsas con las figuras estampadas de Gosaku (el gato marrón) y Ken Chan (el gato negro).

Los gatitos en algunas ocasiones simplemente se quedan tras la puerta, quieto y esperando poder entrar, tratando de que los empleados sintieran compasión y los dejen ingresar.

Continuar leyendo