Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Internacionales

Albarracín, el encantador pueblo español que seduce a la UNESCO para ser Patrimonio de la Humanidad

Publicado

el

Desde hace décadas, la UNESCO ha puesto sus ojos en España, no solo por su atractivo turístico, sino también por su rica combinación de paisajes y arquitectura, como demuestra el encantador pueblo de Albarracín, que ahora se encuentra en proceso de ser considerado Patrimonio de la Humanidad.

Ubicado en la provincia de Teruel, en la comunidad autónoma de Aragón, Albarracín ha sido reconocido como el pueblo más bonito de España por la Asociación de los pueblos más bonitos de España. Su singular belleza y su valioso patrimonio histórico y cultural lo han colocado en la lista de posibles sitios de la UNESCO.

Este pintoresco pueblo medieval, con apenas 1000 habitantes, destaca por su arquitectura única de tapial y piedra, calles empedradas, casas solariegas y palacios que evocan la esencia de la Edad Media. Su intrincada distribución de laberinto, con callejuelas, escaleras y pasadizos, invita a perderse y descubrir sus encantadores rincones.

Pero lo que verdaderamente ha cautivado a la UNESCO es el arte rupestre levantino de Albarracín, declarado Patrimonio Mundial en 1998. Estas pinturas esquemáticas, que datan del Epipaleolítico y la Edad de Bronce, ofrecen un testimonio excepcional de las sociedades prehistóricas que habitaron la región, plasmando escenas de caza, recolección y rituales en las paredes rocosas de la sierra.

La combinación de su impresionante arquitectura medieval y su invaluable patrimonio de arte rupestre hacen de Albarracín un candidato ideal para ser reconocido como Patrimonio de la Humanidad, un título que no solo enorgullecerá a España, sino que también lo situará en el mapa mundial como un destino culturalmente significativo.

Internacionales

Dubái enfrenta lluvias históricas y fenómeno del “cielo verde”

Publicado

el

En medio de una serie de fenómenos climáticos sin precedentes, Dubái, una de las ciudades más prósperas del mundo, se ve sacudida por lluvias intensas y un misterioso cambio en el color del cielo.

Desde 1949, Dubái no había experimentado precipitaciones tan fuertes, lo que ha llevado a inundaciones repentinas y la pérdida de al menos 20 vidas. En un lapso de tan solo 24 horas, la ciudad registró 214 mm de lluvia, equivalente a todo un año de precipitaciones normales.

Este fenómeno se ha atribuido en parte a la siembra de nubes, una técnica utilizada para inducir lluvias, pero que parece haber tenido efectos inesperados y desastrosos.

El 16 de abril, los habitantes de Dubái fueron testigos de un espectáculo aún más inusual: un cielo que cambió de gris a un verde intenso, acompañado de neblina, relámpagos y más lluvias intensas. Este fenómeno ha desconcertado a muchos, que se preguntan si podría ser una señal apocalíptica.

Los expertos han ofrecido una explicación, señalando que el cielo verde podría ser resultado de fuertes corrientes ascendentes en las nubes, causadas por temperaturas extremadamente frías en la parte superior de la atmósfera.

Aunque es común que el cielo cambie de color durante o después de una tormenta debido a la interacción de la luz solar y las partículas en la atmósfera, la intensidad y persistencia de este fenómeno en Dubái son motivo de preocupación y requieren un análisis más detallado.

En medio de esta situación, las autoridades y la comunidad científica trabajan para comprender mejor lo que está sucediendo y tomar medidas para garantizar la seguridad y el bienestar de los habitantes de Dubái. La prevención de más pérdidas de vidas y la gestión de las inundaciones son prioridades urgentes en este momento.

Continuar leyendo