Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Internacionales

Tres marineros sobreviven a encuentro con tiburones en Australia y llegan a tierra”

Publicado

el

La travesía de tres intrépidos marineros desde San Petersburgo, Rusia, hasta la costa australiana se convirtió en una experiencia cercana a la pesadilla cuando su catamarán de 9 metros fue atacado repetidamente por lo que se cree que eran tiburones cigarro en el Mar del Coral.

Los marineros, Stanislav Beryozkin, Evgeny Kovalevsky y el francés Vincent Thomas Garate, habían partido el 1 de julio de 2021 en busca de una emocionante aventura en alta mar. Su destino era Cairns, Australia, pero su travesía se volvió problemática cuando se encontraron con una cantidad inusualmente alta de tiburones cigarro en su ruta.

Aunque los tiburones cigarro generalmente no se consideran peligrosos para los humanos, demostraron ser una amenaza inesperada. Atacaron repetidamente el catamarán, causando graves daños a los cascos hinchables de la embarcación. Las imágenes aéreas del rescate muestran la magnitud de los daños, con uno de los cascos al borde de la sumersión total y la pérdida completa de la sección delantera del otro casco.

El llamado de auxilio se produjo a unos 835 kilómetros al sureste de Cairns, Queensland, Australia. La Autoridad Australiana de Seguridad Marítima coordinó el rescate, que se llevó a cabo gracias a la activación de una baliza de emergencia por parte de los marineros.

Stanislav Beryozkin, uno de los rescatados, compartió sus inquietantes pensamientos sobre el incidente. Según él, los tiburones parecían haber confundido su catamarán con una ballena, lo que desencadenó los ataques.

“Había muchos. Quizás 20, quizás 30, quizás más”, reveló Beryozkin en una entrevista al canal Seven de Australia.

A pesar de las precauciones tomadas para proteger los cascos hinchables de su embarcación, la ferocidad de los ataques llevó a que algunos tiburones saltaran y mordieran por encima de la protección adicional.

Continuar leyendo
Publicidad ADO

Internacionales

Descubren comportamiento inesperado en ballenas jorobadas: apareamiento entre machos

Publicado

el

Científicos lograron captar por primera vez el increíble momento en el que dos ballenas jorobadas, aparentemente machos, se apareaban, un comportamiento que hasta ahora no había sido documentado en esta especie. Este descubrimiento ha desconcertado a los investigadores, ya que los informes sobre el comportamiento sexual de las ballenas jorobadas son extremadamente raros y nunca antes habían sido capturados en imágenes.

Aunque los científicos han estudiado de cerca a las ballenas jorobadas durante décadas, este tipo de comportamiento homosexual es completamente nuevo para ellos. Las imágenes fueron capturadas por los fotógrafos de vida silvestre Lyle Krannichfeld y Brandi Romano, quienes se encontraban en un viaje recreativo en Maui, Hawái, cuando presenciaron este extraordinario comportamiento.

Las dos ballenas se acercaron lentamente hacia su barco, que tenía los motores apagados y en punto muerto. Krannichfeld y Romano notaron de inmediato que una de las ballenas parecía estar enferma: su piel era inusualmente marrón, estaba visiblemente demacrada y cubierta de piojos de ballena, además de tener una mandíbula lesionada.

El otro animal, por su parte, tenía el pene extendido, un comportamiento que los machos de ballenas y delfines suelen reservar para el apareamiento. Sin embargo, algunos detalles plantean dudas sobre si el encuentro fue agradable o consensuado para ambas ballenas.

“La ballena B se acercó repetidamente desde la parte trasera de la ballena A y penetró a la segunda ballena”, informaron los especialistas. Este tipo de comportamiento ha sido documentado en varias especies animales, como delfines, chimpancés bonobo, leones y aves, pero es la primera vez que se observa en ballenas jorobadas.

Aunque no se puede determinar con certeza la razón detrás de este comportamiento, los científicos especulan que podría estar relacionado con la lesión y aparente debilidad de una de las ballenas, lo que podría haberla hecho más vulnerable al acercamiento del otro animal. Sin embargo, se necesita más investigación para comprender completamente este fenómeno.

Continuar leyendo