Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Internacionales

Tren de pasajeros se descarrila en Irán

Publicado

el

Foto: Internet

Un tren de pasajeros que circulaba por el este de Irán chocó con una excavadora y casi la mitad de sus vagones descarrilaron en la madrugada del miércoles, en el que se reportan que al menos 22 personas fallecieron y otras 87 están heridas, según revelaron las autoridades locales, quienes continúan investigando la situación.

El incidente, ocurrido de la ciudad desértica de Tabas, es el último desastre que golpea a la República Islámica en las últimas semanas, en un momento en que Teherán lucha contra las sanciones de Estados Unidos y la vuelta al pacto nuclear internacional parece incierta.

El tren, operado por la empresa estatal Ferrocarriles de la República Islámica y que llevaba unas 350 personas a bordo, cubría la ruta entre Tabas, que está a unos 550 kilómetros al sureste de la capital, Teherán, y Yazd, en el centro del país. Impactó contra la excavadora en un paso subterráneo en una zona rural, lo que hizo que los vagones y los pasajeros saltasen por los aires.

El miércoles por la noche, las autoridades ordenaron el arresto de seis personas presuntamente involucradas en causar el accidente, aunque no dieron a conocer más información sobre por qué eran sospechosos.

Equipos de rescatistas con ambulancias y helicópteros se desplazaron hasta la remota zona, donde las comunicaciones son malas. Más de una docena de personas estaban en estado crítico y algunas fueron trasladadas a hospitales locales, indicaron las autoridades.

El reporte señaló que el accidente está siendo investigado. Las primeras informaciones sugirieron que el tren colisionó con una excavadora cerca de la vía, aunque no estuvo claro de inmediato qué hacía el vehículo tan cerca de los raíles por la noche. Un funcionario sugirió que podría deberse a unas obras de reparación.

Internacionales

El Salvador abre cárcel para pandilleros, la más grande de Latinoamérica

Publicado

el

 En El Salvador entró en funciones el Centro de Confinamiento del Terrorismo (CECOT), la cárcel más grande de Latinoamérica y construida para la reclusión de integrantes de pandillas, a los que las autoridades responsabilizan de la mayoría de los crímenes que se cometen en el país.

La nueva megacárcel donde serán recluidos 40 mil presuntos pandilleros es una “pieza fundamental” para ganar la guerra a la delincuencia en El Salvador, afirmó la noche del miércoles el presidente Nayib Bukele, tras recibir elogios y críticas al presentar la prisión.

La gigantesca prisión, en una aislada zona rural y dotada de mucha tecnología, es la “más grande de América”, según el gobierno salvadoreño. Fue construida en virtud del régimen de excepción con el cual Bukele combate a las violentas maras o pandillas, que antes controlaban la mayor parte del territorio salvadoreño.

El presidio “de máxima seguridad”, cuyo costo no ha sido revelado, fue construido en un predio de 166 hectáreas, 23 de las cuales alojan una decena de pabellones, explicó el ministro de Obras Públicas, Romeo Rodríguez

Cuenta con muros de concreto reforzado, celdas con barrotes de acero en las ventanas, cámaras de seguridad por doquier, escáner de cuerpo entero para quienes ingresen al lugar, siete torres de vigilancia y un muro perimetral electrificado de 11 metros de altura y 2.1 kilómetros, que será vigilado día y noche por 600 soldados y 250 policías.

Guardias armados con pistolas y fusiles de asalto estarán a cargo de la vigilancia de los reos. Equipos electrónicos bloquearán las señales de teléfonos celulares impidiendo la comunicación desde el penal.

Bukele denunció que los gobiernos anteriores “tenían a los pandilleros (presos) con prostitutas, con (equipos de) PlayStation, con pantallas, con teléfonos celulares, con computadoras (…), premiando al delincuente”.

Los masivos arrestos, criticados por organizaciones de derechos humanos, se amparan en un régimen de excepción que permite detenciones sin orden judicial. Fue aprobado por el Congreso a instancias de Bukele en respuesta a una escalada homicida que cobró la vida de 87 personas del 25 al 27 de marzo pasado.

En el marco del régimen de combate a pandillas, un sondeo de la firma CIG-Gallup reveló que 90% de los salvadoreños evalúa bien o muy bien la gestión de Bukele.

  • El penal será vigilado por guardias armados con pistolas y fusiles de asalto.
  • Equipos electrónicos bloquearán las señales de teléfonos celulares impidiendo la comunicación desde el penal.
  • El penal es cercado con un muro perimetral electrificado de 11 metros de altura y 2.1 kilómetros.
Continuar leyendo