Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Internacionales

La autoproclamada República de Nagorno Karabaj anuncia su disolución para el 1 de enero de 2024

Publicado

el

Las autoridades de la autoproclamada república de Nagorno Karabaj anunciaron el jueves su disolución antes del 1 de enero de 2024, tras más de tres décadas de control del territorio y debido a la reciente ofensiva militar por parte de Azerbaiyán que resultó en la reintegración del territorio.

El presidente de Nagorno Karabaj, Samvel Shahramanián, firmó un decreto que establece que la autoproclamada república dejará de existir el 1 de enero de 2024 debido a la “grave situación a nivel político y de seguridad” y “la prioridad de garantizar la seguridad física y los intereses vitales de la población de Artsaj”.

El decreto establece que todos los órganos estatales y organizaciones relacionadas deben disolverse antes del 1 de enero de 2024, y Nagorno Karabaj dejará de existir como entidad. También se señala que los habitantes de Nagorno Karabaj, incluidos aquellos fuera de su territorio, deben tomar nota de las condiciones presentadas por Azerbaiyán para la reintegración y decidir individualmente si permanecen en Nagorno Karabaj o regresan a él.

La capitulación de la república de Nagorno Karabaj ha provocado un éxodo de su población hacia Armenia. Más de la mitad de los habitantes del enclave, aproximadamente 120,000 personas, han abandonado sus hogares y se han trasladado a Armenia en los últimos días.

El alto el fuego anunciado el 20 de septiembre tras la ofensiva militar ha incluido el desarme de grupos armados y la retirada de militares armenios, con el objetivo de reintegrar el territorio en Azerbaiyán. Esta situación ha generado preocupación en la comunidad internacional y ha llevado a la disolución de la autoproclamada república de Nagorno Karabaj.

Continuar leyendo
Publicidad ADO

Internacionales

Biden y Trump aceptan reglas del debate

Publicado

el

Las campañas del presidente estadounidense Joe Biden y del exmandatario Donald Trump han aceptado las reglas establecidas por la cadena CNN para el primer debate televisado antes de las elecciones presidenciales de noviembre. Este debate se celebrará el 27 de junio en Atlanta y será moderado por los periodistas Jake Tapper y Dana Bash.

El debate de 90 minutos incluirá dos pausas comerciales y contará con estrictas medidas para garantizar la equidad y la civilidad. Entre estas medidas se destacan:

  • Los micrófonos de los candidatos estarán silenciados mientras no intervienen.
  • No se permitirán anotaciones previas ni accesorios en el escenario, aunque cada candidato recibirá un bolígrafo, una libreta y una botella de agua.
  • Las posiciones en los podios idénticos serán determinadas mediante el lanzamiento de una moneda.
  • El personal de campaña no podrá interactuar con los candidatos durante el debate.

CNN ha resaltado que los moderadores emplearán todas las herramientas necesarias para asegurar una discusión ordenada. Además, para participar en el debate, los candidatos deben ser elegibles según la Constitución, haber presentado una declaración formal de candidatura a la Comisión Federal Electoral, y estar en suficientes boletas estatales para alcanzar los 270 votos electorales necesarios.

Hasta ahora, solo Biden y Trump cumplen con estos criterios, dejando fuera a otros candidatos como Robert F. Kennedy Jr., Cornel West y Jill Stein, quienes no alcanzan el 15% de apoyo en cuatro encuestas nacionales.

En abril, las principales cadenas de televisión de Estados Unidos instaron a Biden y Trump a participar en debates televisados, despejando las dudas sobre la celebración de este evento tradicional. Este año, los debates no serán organizados por la Comisión de Debates Presidenciales, sino directamente por las cadenas televisivas.

ABC ha anunciado que organizará el segundo y último debate presidencial en septiembre. Los debates televisados han sido una parte integral de las elecciones estadounidenses desde 1976, y la campaña de este año, con un debate adelantado a junio antes de las convenciones partidarias, promete ser única en la historia electoral reciente.

Continuar leyendo