Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Ciencia y Tecnología

Desarrollan científicos de la UNAM estómago artificial

Publicado

el

Los investigadores Gabriel Ascanio Gasca y Alberto Caballero Ruiz, del Instituto de Ciencias Aplicadas y Tecnología de la UNAM, han creado un estómago artificial que, aunque no está diseñado para uso humano, podría tener un gran impacto en el campo de la medicina al facilitar el estudio de la disolución de fármacos.

De acuerdo con la farmacopea, cualquier medicamento debe desintegrarse en un máximo de 20 minutos. Sin embargo, los equipos utilizados actualmente con este propósito son bastante rudimentarios, consistiendo en tanques con un agitador.

“Este estómago artificial busca simular el funcionamiento de un estómago humano. Lo hemos probado con éxito en la desintegración de alimentos como salchicha y melón. Funciona de manera similar al órgano natural, con tres y medio ciclos por minuto. Además, se añaden jugos biliares para evaluar la capacidad de desintegración de los alimentos”, explicó Ascanio Gasca.

Aunque el dispositivo aún no está destinado para el uso clínico en humanos, su desarrollo representa un avance significativo en la investigación farmacéutica, brindando una herramienta más precisa y eficiente para el estudio de la desintegración de medicamentos. Este proyecto promete contribuir al desarrollo de tratamientos más efectivos y seguros para diversas enfermedades.

Ciencia y Tecnología

Una investigación reveló que los elefantes usan nombres para identificarse en sus manadas

Publicado

el

Una investigación en África ha descubierto que los elefantes utilizan sonidos específicos para identificarse entre los integrantes de sus manadas, similar a tener nombres propios. Este estudio, publicado en la revista Nature Ecology and Evolution, fue realizado durante cuatro años en dos reservas naturales de Kenia: Samburu y el Parque Nacional de Amboseli. La investigación incluyó 14 meses de trabajo de campo donde se grabaron 470 llamadas distintas de 101 elefantes.

Los investigadores reprodujeron los audios grabados a los mismos grupos de elefantes y observaron que cada ejemplar reaccionaba al escuchar su “nombre”. Michael Pardo, investigador de la Universidad Estatal de Colorado y de la ONG Save the Elephants en Kenia, explicó que los elefantes no imitan las llamadas, sino que producen sonidos únicos para referirse a otros, similar a cómo los humanos se llaman entre sí. Los elefantes reaccionaron solo a su propio “nombre” y no a otros, demostrando que reconocen los sonidos vocales específicos asociados a ellos.

La investigación continuará explorando si los elefantes asignan “nombres” a otras cosas como comida, agua y lugares de interacción. Además, se destacó la amenaza que enfrentan los elefantes africanos debido a la caza furtiva para el tráfico ilegal de marfil. Según la World Wildlife Fund, la población de elefantes ha disminuido significativamente, de 1.2 millones en 1980 a unos 350,000 en la actualidad.

Continuar leyendo