Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Nacionales

“Usar cubrebocas es no confiar en Dios”, afirma Obispo de Ciudad Victoria

Publicado

el

Antonio González Sánchez, obispo de la Diócesis de Ciudad Victoria, Tamaulipas, aseguró durante su sermón del 14 de febrero que, quienes usan cubrebocas lo hacen porque no confían en Dios.

Durante su homilía, el prelado reconoció que el uso de mascarilla es necesario; sin embargo, dijo “a nivel personal, el famoso cubrebocas es no confiar en Dios”, a sabiendas de que su opinión contradice el dicho de Dios: “Ayúdate que yo te ayudaré”.

El obispo también agregó que desea volver a ver pronto los rostros de sus feligreses, quienes asisten a misa con cubrebocas para evitar contagios de coronavirus.

“Deseo fuertemente pronto poderlos ver a ustedes sin esa cosa que traen en su cara, lo deseo fuertemente. Yo sé que es es necesario, lo sé, pero perdónenme lo que voy a decir. Sí, dice el dicho que dice Dios: ‘Ayúdate que yo te ayudaré, y me queda muy claro, pero para mí en lo personal, el famoso cubrebocas es no confiar en Dios”, declaró.

El clérigo señaló que regularmente no usa el cubrebocas, aunque sabe que no es “inmune a nada”, porque confía en Dios. Aunque, aclaró, no pidió a los fieles dejar de usar la mascarilla.

“Generalmente ven mi rostro casi siempre. No es presunción, es gracias a Dios. Ando así porque confío mucho en Dios. Piénsenlo, no les voy a pedir que se lo quiten, pero piénselo”, expuso.

Por otra parte, Antonio González Sánchez pidió a los feligreses pedir pro el fin de la pandemia del coronavirus, que está a punto de cumplir un año en México, ya que la gente tiene miedo.

“Extraño con dolor la presencia de otras personas, tristemente mucha gente, muchas personas están llenas de pánico. A mí me parece, que el sentir miedo, el estar apanicados, es falta de fe, falta de fe en Dios”, dijo.

Nacionales

Alistan taquiza en Palacio Nacional por Bicentenario de la Independencia

Publicado

el

Foto: Internet

Decenas de trabajadores laboran en Palacio Nacional para preparar la recepción que ofrecerá el presidente Andrés Manuel López Obrador esta noche a diplomáticos, invitados e integrantes de su gabinete previo a la ceremonia que se realizará en el Zócalo de la Ciudad de México. 

Para la ocasión está lista una taquiza con un trompo de pastor, además de tamales, tlacoyos, pambazos y tostadas, acompañados de agua de horchata, limón con chía y jamaica.

Al menos una 50 mesas fueron colocadas en el patio principal del recinto, con marimba, dulces tradicionales y decoración con papel picado.

De las 8 a las 10 de la noche está prevista una representación organizada por la Sedena con la escenificación de siete pasajes de la historia que llevaron a la consumación de la Independencia, con la proyección de imágenes en video mapping combinado con audio y pirotécnica, seguido de un programa musical y de danza.

Continuar leyendo