Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Salud

Un vaso de vino diario te acerca a la muerte

Publicado

el

Foto: Internet

La teoría que refería al vino como algo saludable, tanto que recomendaba beber un vaso diario quedó al descubierto tras haberse hecho público un estudio que señalaba todo lo contrario.

De acuerdo con un estudio realizado por la escuela de medicina de la Universidad de Washington en St. Louis en el cual se realizaron análisis a más de 340,000 personas se descubrió que consumir alguna bebida más de 4 veces a la semana incrementa el riesgo de muerte en un 20%.

La doctora Sarah Hartz, autora de la investigación, declaró que beber una o dos bebidas al día no se consideraba un problema y que parecía mejorar la salud, sin embargo, ahora se sabe que los bebedores ligeros que lo hacen a diario incrementan el riesgo de muerte prematura.

Estudios anteriores revelaron que beber ligeramente reducía el riesgo de enfermedades cardiovasculares y del corazón. Sin embargo, este estudio reveló que si bien ayuda contra las enfermedades cardiovasculares, puede aumentar el riego de cáncer.

El estudio también reveló que beber tres veces o menos a la semana resulta menos riesgoso.

Estos estudios son constantes para todas las edades pues el estudio tomó personas de los 18 años hasta los 85.

Según la Organización Mundial de la Salud, los europeos son los mayores bebedores del mundo.

Salud

¡No alimentes a tu estrés! Conoce más sobre el hambre emocional

Publicado

el

El estrés, la ansiedad o la tristeza pueden llevar a las personas a buscar, sin control, comida rica en carbohidratos y azúcares, aunque el ocio es un factor que se suma a esta condición, que puede derivar en obesidad o sobrepeso.

La psicóloga Circe Montes de Oca afirmó que las personas atraviesan situaciones emocionales que las lleva a comer más y en algunos casos, se convierte en una condición que pone en peligro la salud.

“El hambre emocional es una respuesta psicofisiológica; todos en algún momento hemos pasado por algún episodio de hambre emocional, que es tener la sensación de hambre, pero sin justificación”, detalló.

“Uno de los síntomas que permiten distinguir al hambre emocional del hambre física es que en la primera hay una aparición repentina por comer un antojo específico, aunque la persona en realidad esté satisfecha. Esto debido al mal manejo de emociones, pues desde pequeñas aprenden a condicionar alimentos dulces y carbohidratos como una medida de darse placer, de sentirse bien´´, afirmó la especialista.

Además, señaló que las personas con más episodios de hambre emocional son aquellas que no saben cómo manejar sus emociones, son personas con un estilo de vida alimentario poco seguro, por estilos de vida complicados que exigen resolver el hambre con lo que se tiene a la mano.

“La forma de resolver el hambre emocional es con un apoyo psicológico profesional, que brinde herramientas psicoemocionales para que ese problema que es el trampolín emocional hacia la comida se resuelva”, sostuvo.

De acuerdo con Montes de Oca, la mejor manera resolver el sobrepeso es de manera integral, ya que es un problema multifactorial y no sólo se limita a lo que se come, sino a cómo se come. (Con información de Agencias)

Continuar leyendo