Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Nacionales

Trabajadores con enfermedades controladas regresarán en semáforo rojo: SALUD

Publicado

el

Foto: Internet

La Secretaría de Salud Federal publicó una serie de criterios de vulnerabilidad para precisar cómo será el regreso al trabajo presencial de las personas que tienen una enfermedad o factor de riesgo ante el COVID-19.

El documento define un “valor de vulnerabilidad” para cada factor de riesgo. Las personas que cumplen con ese criterio, regresarán a sus lugares de trabajo hasta que el semáforo esté en color amarillo en sus entidades y si se trata de lugares de atención médica, el retorno será posible solo en áreas no COVID.

Estas personas son las de mayor riesgo de complicaciones y mientras se llega al semáforo amarillo, llevarán a cabo sus labores desde casa.

Sin embargo, se hace una excepción con las personas que tengan una enfermedad pero no cumplan con el “valor de vulnerabilidad”, ya que en estos casos pueden regresar a trabajar desde el semáforo en color rojo, indica la publicación.

Por ejemplo, una persona con hipertensión cumple con el valor de vulnerabilidad si tiene hipertensión grado 2 o mayor. En ese caso, seguirá con su labor desde casa y volverá a las instalaciones de su empleo hasta que el semáforo esté en amarillo.

Pero si esa persona tiene hipertensión con un grado menor y está bien controlada, ya podría volver aún en color rojo.

En el caso de la obesidad, la secretaría precisa que son las personas con obesidad mórbida quienes tienen que esperar al color amarillo para seguir con sus labores presenciales, es decir aquellas con un índice de masa corporal igual o mayor a 40 kilos entre metro cuadrado (obesidad de clase III).

Para el rubro de diabetes mellitus, las personas con niveles de hemoglobina glicosilada (HbA1c) mayores al 8% son las que cumplen con el “valor de vulnerabilidad” y deben trabajar en casa hasta que haya semáforo amarillo.

La Secretaría de Salud precisó los párametros para considerar un mayor tiempo de resguardo entre las personas mayores de 60 años, con diabetes mellitus, EPOC, asma, enfermedad cardiovascular, enfermedad renal crónica, estados patológicos que requieren tratamiento con inmunosupresión, infección por VIH y mujeres en el tercer trimestre del embarazo.

En la mayoría de los casos, estas personas también seguirán con sus labores desde casa y será en semáforo amarillo cuando puedan volver a sus espacios de trabajo.

Sin embargo, en el caso de mujeres en periodo de lactancia, se incorporarán al finalizar dicho periodo de incapacidad, mientras que las personas que viven con cáncer regresarán hasta semáforo verde.

Llama la atención además, el apartado de personas que viven con más de dos comorbilidades. Aquí se hace una diferencia, entre aquellas con enfermedades que sí cumplen y no cumplen con los valores de vulnerabilidad.

Las personas con dos o más enfermedades que no cumplen los valores e vulnerabilidad pueden regresar desde semáforo en color ROJO.

“Estudios han demostrado que un adecuado control de enfermedades como la diabetes y la hipertensión, entre otras se correlacionan con un riesgo reducido de mortalidad por todas las causas y complicaciones severas en pacientes con COVID19, mostrando un riesgo equiparable al de la población general”, describe la secretaría de Salud.

En cambio, las personas con dos o más enfermedades que cumplen el valor de vulnerabilidad, sólo podrán volver presencialmente hasta color verde.

El documento con los criterios de vulnerabilidad está disponible en la página de la dependencia.

Continuar leyendo
Publicidad ADO

Nacionales

Señalamientos Lozoya apuntarían hacia Carlos Salinas de Gortari: Reforma

Publicado

el

El ex director de Pemex, Emilio “N”, informó de manera preliminar al gobierno federal que está dispuesto a declarar sobre supuestas maniobras del ex presidente Carlos Salinas de Gortari para tratar de influir en la asignación de contratos de Petróleos Mexicanos.

De acuerdo con lo que publica Reforma, personas vinculadas al procedimiento de Emilio “N”, éste dijo tener información sobre la forma en el que ex mandatario, mediante uno de sus hijos, habría pretendido recomendarle la adjudicación de convenios.

No es la primera ocasión que Carlos Salinas de Gortari es señalado en un expediente penal del actual gobierno, pues el año pasado Sergio Hugo “N”, el mismo personaje que denunció al abogado de Juan “N”, declaró ante la Fiscalía General de la República que el ex mandatario era uno de los dueños de la Caja Libertad.

Fuentes citadas por Reforma señalan que en la denuncia que presentó Emilio “N” ante la Fiscalía General de la República (FGR) no está incluido el nombre de Carlos Salinas; sin embargo, es previsible que su querella sea ampliada más adelante o presente una nueva.

Su defensa Miguel Ontiveros Alonso y Alejandro Rojas Pruneda han insistido desde las audiencias judiciales que su cliente pretende demostrar la implementación de “un aparato organizado de poder” que llevó a cabo diversos actos de corrupción.

Continuar leyendo