Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Tabasco

Tabasco seguirá en naranja, aunque
se distenderán medidas: Carlos Merino

Publicado

el

El Gobierno de Tabasco publicó esta noche el decreto por el que se determina que Tabasco se mantendrá en semáforo epidemiológico naranja, aunque se distenderán algunas de las medidas y acciones extraordinarias establecidas con anterioridad para atender la emergencia sanitaria generada por el Covid-19.

El gobernador Carlos Manuel Merino Campos informó, a través de sus redes sociales, que el estado seguirá en fase de alto riesgo, “a pesar de que la Secretaría de Salud (del gobierno de la República) nos ubicó en amarillo; sin embargo, se determina que se distiendan algunas medidas y acciones” de carácter restrictivo.

No obstante, continuará la reducción al mínimo de la movilidad de lunes a domingo en el horario comprendido de las 12 de la noche a las 5 de la mañana.

En ese lapso, advierte el documento, “no se podrá deambular o transitar en vehículos por las vías públicas”, salvo para la realización de adquisición y entrega de productos farmacéuticos, traslado a centros de trabajo, traslado de unidades hospitalarias, prestación de servicios funerarios, seguridad y protección civil, entre otras.

El nuevo decreto establece dar continuidad a las disposiciones previstas en el Plan para la Transición Gradual hacia una Nueva Normalidad y la Reactivación Económica de Tabasco, conforme al comportamiento de la pandemia y siempre que se garanticen las medidas de higiene y seguridad sanitaria.

Con las nuevas disposiciones, los establecimientos considerados esenciales, en específico de los rubros de abasto y suministro de alimentos y artículos de primera necesidad, que incluyen a abarroteras, supermercados, tiendas de autoservicio, tiendas de conveniencia, central de abasto, mercados, tortillerías, panaderías, entre otras, podrán operar al 75% de su capacidad, en horarios habituales de apertura y hasta las 9 de la noche.

Los restaurantes, cocinas económicas, fondas y empresas que elaboran alimentos, también podrán operar al 75% de su capacidad de atención al público, con un máximo de 10 comensales por mesa, de lunes a domingo en sus horarios habituales de apertura y hasta las 11 de la noche.

El decreto determina que los hoteles y moteles tendrán permiso de funcionar con un límite de ocupación de hasta el 75%, aunque las áreas comunes sólo tendrán un aforo permitido de 70%.

En tanto que los establecimientos considerados no esenciales, que comprenden a plazas y centros comerciales podrán operar al 50% de su capacidad, siempre que se garantice la sana distancia, de lunes a viernes en horarios habituales de apertura y hasta las 9 de la noche, mientras que los sábados y domingos en sus horarios habituales de apertura y hasta las 5 de la tarde.

Los museos y sitios turísticos están autorizados a funcionar al 50% de su capacidad en espacios cerrados, y al 70% en espacios abiertos; los cines y teatros, al 50% de su capacidad, de lunes a domingo en horarios habituales de apertura y hasta las 11 de la noche, programando funciones de forma escalonada, notifica el documento.

Los nuevos lineamientos disponen la ampliación controlada de aforos y horarios de funcionamiento de gimnasios, clubes y unidades deportivas, zoológicos, parques, plazas públicas, estadios deportivos, albercas recreativas, circos, espectáculos de carpa y casinos, aunque en estos últimos no se permitirá el consumo de bebidas alcohólicas ni de tabaco.

En el caso específico de los centros religiosos, estos podrán operar al 50% de su capacidad de atención al público, de lunes a domingo en horarios habituales de apertura y hasta las 8 de la noche.

Entre las medidas se permitirá la reapertura de salones y recintos destinados a la realización de fiestas o eventos, incluidos los que se encuentran dentro de los hoteles, los cuales podrán funcionar –previa validación de sus protocolos por parte de la Secretaría de Salud estatal– al 30% de su capacidad.

Nacionales

Alpinista muere tras subir al Popocatépetl de forma clandestina

Publicado

el

Un grupo de cinco alpinistas no profesionales fue rescatado en el transcurso de la madrugada de este viernes por personal de la Policía Alta Montaña, misma que se encargó de brindar atención prehospitalaria a un hombre que se encontraba lesionado y actualmente se reporta en estado grave,
debido a una explosión reportada en el famoso volcán Popocatépetl.

En el lugar se encontró a una fémina que falleció a causa de la explosión, pues no soportó las diversas heridas de la explosión del cráter e incluso presentaba una herida provocada por una herramienta de escalar. Mientras que el resto de involucrados se reportan fuera de peligro.

Fue la tarde del pasado 23 de junio cuando autoridades del Estado de México como la base de seguridad de Amecameca recibieron el llamado de auxilio que alertaba sobre la desaparición y percance sufrido por los oriundos del Estado de México en el paraje conocido como Las Cruces.

Ante el alertamiento, tanto personal de rescate de Protección Civil del Estado de Puebla como la Dirección de Protección Civil del Estado de México y la Policía de Alta Montaña del Estado de México, comenzaron labores de rescate hasta dar con los afectados la madrugada de este viernes.

Los rescatistas corroboraron que Diana Gabriela ‘N’, de 22 años años originaría de Ozumba, había perdido la vida a consecuencia de las lesiones provocadas por su caída. Mientras que Felipe Antonio ‘N’, de 39 años de edad, proveniente de Tlamanalco, presentaba fracturas en las costillas y su conciudadano, Alberto ‘N’ de 33 años solo reportó lesiones menores.

Cerca de las 8:30 horas de este 24 de junio, tanto el cadáver la víctima como los lesionados fueron descendidos por Paso de Cortés y trasladados hasta hospitales y dependencias del Estado de México para su correcta atención e inicio de las investigaciones pertinentes para deslindar responsabilidades.

Acerca del guía que los dejó varados en el Popocatépetl aún no se tiene información y se desconocen los motivos por los cuales habría dejado al grupo de civiles.

Hill Mayoral comentó que los alpinistas llegaron a encontrarse a 300 metros del cráter, lo que es catalogado como “una zona peligrosa”; no obstante, estando allí, el guía que iba con las cuatro personas huyó del sitio.

Ante esa situación, alcanzaron a realizar una llamada de auxilio desde el centro de control de Amecameca, lo que sirvió para encaminar los protocolos de coordinación y rescate de cuatro personas, las cuales fueron alcanzadas hacia la 1 de la mañana de este viernes.

Continuar leyendo