Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Internacionales

Muere a los 118 años la persona más longeva del mundo

Publicado

el

Foto: Internet

La mujer considerada actualmente como la más longeva del mundo, la monja francesa Lucile Randon, murió a sus 118 años en una residencia de ancianos en Toulon, Francia; a menos de cuatro años de superar la edad de fallecimiento más elevada jamás registrada (122 años).

Nacida el 11 de febrero de 1904 en Alès (sudeste de Francia), Randon se había convertido en la segunda persona francesa y europea más longeva de la historia, así como la monja más anciana que jamás había vivido, según un comunicado de Guinness World Records publicado tras su muerte, ocurrida la madrugada del martes.

La hermana André (conocida por su profesión) que ya había vivido la epidemia de gripe española en 1918- se contagió de COVID-19 en enero de 2021, lo que la convirtió también en la superviviente del virus con mayor edad.

La mujer habitaba desde 2009 en Toulon, en la que estaba reconocida como ciudadana de honor desde 2019.

 “Nuestra ciudad de Toulon pierde a una toulonesa de corazón”, escribió en su cuenta de Twitter el alcalde de la ciudad, Hubert Falco, al conocer la noticia de su fallecimiento.

“Francia ha perdido a una religiosa de gran corazón, que compartía con generosidad su experiencia vital (…). Por mi parte, pierdo a una mujer a la que estimaba profundamente”, añadió Falco.

Lucile Randon muere a menos de un mes de celebrar sus 119 años y tan solo a cuatro años de convertirse en la mujer más anciana de la historia, un título que ostenta la francesa Jeanne Louise Calment, que vivió hasta los 122 años y falleció en 1997.

Continuar leyendo
Publicidad ADO

Internacionales

El Salvador abre cárcel para pandilleros, la más grande de Latinoamérica

Publicado

el

 En El Salvador entró en funciones el Centro de Confinamiento del Terrorismo (CECOT), la cárcel más grande de Latinoamérica y construida para la reclusión de integrantes de pandillas, a los que las autoridades responsabilizan de la mayoría de los crímenes que se cometen en el país.

La nueva megacárcel donde serán recluidos 40 mil presuntos pandilleros es una “pieza fundamental” para ganar la guerra a la delincuencia en El Salvador, afirmó la noche del miércoles el presidente Nayib Bukele, tras recibir elogios y críticas al presentar la prisión.

La gigantesca prisión, en una aislada zona rural y dotada de mucha tecnología, es la “más grande de América”, según el gobierno salvadoreño. Fue construida en virtud del régimen de excepción con el cual Bukele combate a las violentas maras o pandillas, que antes controlaban la mayor parte del territorio salvadoreño.

El presidio “de máxima seguridad”, cuyo costo no ha sido revelado, fue construido en un predio de 166 hectáreas, 23 de las cuales alojan una decena de pabellones, explicó el ministro de Obras Públicas, Romeo Rodríguez

Cuenta con muros de concreto reforzado, celdas con barrotes de acero en las ventanas, cámaras de seguridad por doquier, escáner de cuerpo entero para quienes ingresen al lugar, siete torres de vigilancia y un muro perimetral electrificado de 11 metros de altura y 2.1 kilómetros, que será vigilado día y noche por 600 soldados y 250 policías.

Guardias armados con pistolas y fusiles de asalto estarán a cargo de la vigilancia de los reos. Equipos electrónicos bloquearán las señales de teléfonos celulares impidiendo la comunicación desde el penal.

Bukele denunció que los gobiernos anteriores “tenían a los pandilleros (presos) con prostitutas, con (equipos de) PlayStation, con pantallas, con teléfonos celulares, con computadoras (…), premiando al delincuente”.

Los masivos arrestos, criticados por organizaciones de derechos humanos, se amparan en un régimen de excepción que permite detenciones sin orden judicial. Fue aprobado por el Congreso a instancias de Bukele en respuesta a una escalada homicida que cobró la vida de 87 personas del 25 al 27 de marzo pasado.

En el marco del régimen de combate a pandillas, un sondeo de la firma CIG-Gallup reveló que 90% de los salvadoreños evalúa bien o muy bien la gestión de Bukele.

  • El penal será vigilado por guardias armados con pistolas y fusiles de asalto.
  • Equipos electrónicos bloquearán las señales de teléfonos celulares impidiendo la comunicación desde el penal.
  • El penal es cercado con un muro perimetral electrificado de 11 metros de altura y 2.1 kilómetros.
Continuar leyendo