Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Internacionales

Madre inyectaba cloro y cortaba a su bebé porque no la quería

Publicado

el

Foto: Internet

Una mujer ha sido arrestada tras confesar que torturaba a su bebé desde que tenía un mes de nacida inyectándole jabón líquido y cloro, además de cortarla con una navaja, en Estambul, Turquía.

La bebé de 18 meses era torturada por su madre, ya que la inyectaba con jabón líquido y cloro en las orejas, nariz y el ombligo, así como ocasionándole cortes en brazos, piernas, párpados, cabeza y cuello con una navaja de afeitar, eso confeso la mujer.

La tortura llegó tan lejos que la menor tuvo que ser hospitalizada para que recibiera atención médica.

“No podía amar a mi hija, no podía acurrucarla. Decidí torturarla, dijo a la fiscalía la mujer”, afirmó la mujer a las autoridades.

Las autoridades ya habían investigado a esta mujer en dos ocasiones, mismo número de veces que se le puso en libertad y su bebé le fue devuelta.

En la primera ocasión, de acuerdo con las investigaciones, el padre llevó a la niña al hospital luego de que presentara sangrado en las orejas y el ombligo, además de tener moretones en todo el cuerpo.

Pese a los esfuerzos de los médicos, la condición de la bebé se deterioró, por lo que fue trasladada en ambulancia al Hospital de la Facultad de Medicina de la Universidad de Estambul.

Después de diagnosticarle fracturas en el cráneo fracturado, rasguños y moretones en todo el cuerpo, los especialistas contactaron a la Policía, pues sospechaban que se trataba de un caso de abuso. Por primera vez, la mujer fue arrestada e interrogada, pero fue liberada porque convenció a los agentes de su inocencia.

Sin embargo, en la tercera ocasión que ingresó al hospital la bebé fue que la madre tuvo que comparecer ante el tribunal fue encontrada culpable de tortura y finalmente se le envió a prisión.

La custodia de la niña fue entregada a su padre, según los informes de la corte, la niña finalmente está empezando a mejorar.

Internacionales

Fisicoculturista pide ayuda tras inyectarse aceite en los brazos

Publicado

el

Kirill Tereshin un fisiculturista ruso de 23 años se hizo famoso en 2017, luego de inyectarse varios litros de aceite (Synthol) que se maneja para esa disciplina. Ahora se le conoce como ‘Popeye’.

Publicó en su cuenta de Instagram un video donde mostraba sus brazos y pedía ayuda, explicando que lo podían ayudar tanto en Alemania como en Israel, sin embargo, el tratamiento era muy costoso.

En su experiencia narra que cuando realizó el tratamiento tuvo fiebre de 40 grados y no podía pararse de su cama hasta mejorar poco a poco. Sus brazos miden 60 centímetros de circunferencia.

View this post on Instagram

@regina_satan #рукибазуки #привет

A post shared by Ruki Bazuki (@kirilltereshin96) on

Continuar leyendo