Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Entretenimiento

Lo que le pasó a mi hijo fue un abuso de poder, fue corrupción: Luita D’Alessio

Publicado

el

Foto: Internet

A poco más de un mes de que César D’Alessio sufriera una violenta golpiza, su madre Lupita D’Alessio dijo que no presentará cargos contra los responsables.

Fue el pasado 16 de diciembre que el joven cantante fue agredido por el equipo de seguridad de Arturo Montiel, quien fuera gobernador del Estado de México,

César sufrió afectaciones en sus cuerdas vocales, además de requerir una operación en la nariz.

En una entrevista para ‘Ventaneando’, la intérprete de “Hoy voy a cambiar” dijo que agradece que su hijo está vivo y recuperándose, y no busca enfrentar alguna batalla legal contra estas personas.

La ‘Leona dormida’ contó que al enterarse de lo sucedido con su hijo,  y ver las fotos, se soltó a llorar.

Le digo a César ‘tú estás aquí, estás con vida, no justifica nada lo que te hicieron, pero estás respirando’”, dijo la intérprete al programa de Azteca.

La cantante relató que su hijo quería levantar la voz pero ella le explicó que muchos han muerto por hacer eso.

“Los D’Alessios no necesitamos hacer ese tipo de cosas y menos de dinero mal habido. Lo que le pasó a mi hijo fue un abuso de poder, fue corrupción. Mucha gente levantó las voces y fueron muertos (…) Mejor estar vivos”, aclaró.

Además, aseguró que fue ella quien pagó la hospitalización y rehabilitación de su hijo, y todo lo que busca la familia es tener algo de paz.

“No le pedimos dinero nada a nadie, yo le pagué sus operaciones a mi hijo, lo digo abiertamente y a mucha honra. No queremos dinero sucio, queremos paz, nada más. Él siempre ha trabajado, no se merecía lo que le hicieron”, explicó.

Si bien no tomarán ninguna acción legal, la cantante dijo que espera que se haga justicia divina.

Continuar leyendo
Publicidad ADO

Entretenimiento

Juez ordena arresto de Inés Gómez Mont; ella asegura ser inocente

Publicado

el

Foto: Internet

Fue el pasado 10 de septiembre cuando la Fiscalía General de la República comenzó la búsqueda de Inés Gómez Mont y su esposo Víctor Álvarez Puga por presunta evasión fiscal, lavado de dinero y peculado; a casi un mes de ello, la conductora anunció que se ordenó su arresto inmediato.

Fue a través de su cuenta de Instagram, donde la conductora publico un comunicado en el cual informó acerca del status legal con el que la vinculan; informó que un juez indicó que tanto ella como su esposo deben permanecer en una cárcel de máxima seguridad.

Gómez Mont dijo que fue informada de la solicitud de órdenes de arresto contra ella y su esposo por asuntos fiscales con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon), a pesar de que ellos ya habían concluido acuerdos con ambas instituciones.

De igual manera, la conductora de televisión aseguró que detrás de estas detenciones hay una “persecución de mala fe”, esto gracias al ruido provocado por la prensa durante el pasado martes 12 y la mañana del miércoles 13 de octubre.

Ante estos señalamientos en su contra, Gómez Mont destacó tres puntos principales que fueron cubiertos por los medios de comunicación para dar cuenta de su situación.

Primero, señaló a Carlos Romero Aranda, Procurador Fiscal de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), quien presuntamente inició un procedimiento penal en contra de ella y su esposo “aún y cuando no tenía facultades legales para hacerlo. No estaba autorizado legalmente”, aseverando que este tiene una gran “sed de persecución” contra el matrimonio.

En segundo lugar, apuntó a autoridades (sin detallar cuáles pues lo desconoce) por difundir mentiras a la prensa y al público “diciendo que existía una orden de aprehensión” contra Gómez Mont y Álvarez Puga.

“Pero al parecer era más importante para esas autoridades que yo fuera juzgada y condenada en el foro de la opinión pública”, afirmó.

Y finalmente, culpó al Juez Iván Zeferín Hernández por confabular con el Fiscal Romero Anda tras emitir la orden de aprehensión esperada por el Procurador.

Gómez Mont lamentó la situación puesto que esperó tener la oportunidad de ir con las dependencias correspondientes para desmentir cualquier tipo de imputación en su contra.

“Esa oportunidad ya no existe: El Juez ordenó encarcelarnos a una prisión de máxima seguridad”.

La exconductora en TV Azteca expresó sentir temor a estos ataques, pero aseguró tener fe a que todo tenga solución, puesto que espera que la verdad salga a la luz y pueda comprobar su inocencia.

Gómez Mont concluyó su mensaje reiterando su inocencia y sus intenciones por levantar la voz.

Continuar leyendo