Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Internacionales

La próxima pandemia será 10 veces peor: Bill Gates

El empresario en tecnología Bill Gates afirmó que esta pandemia es mala, pero una futura podría ser diez veces más grave.

Publicado

el

Foto: Internet

La próxima pandemia será 10 veces peor, pronosticó el empresario en tecnología Bill Gates, sin compartir fechas estimadas.

Al igual que hace algún tiempo advirtió sobre una emergencia sanitaria como la actual, reiteró que la humanidad no está preparada para la próxima emergencia sanitaria, afirmando que esta pandemia es mala, pero una futura podría ser diez veces más grave.

Instó a los gobiernos a proteger a sus ciudadanos contra posibles nuevas enfermedades y a las personas a que aprendan lo mejor de los difíciles momentos que estamos viviendo. Y previó que para detener la próxima pandemia será necesario gastar decenas de miles de millones de dólares al año.

Cabe señalar que esta declaración del fundador de Microsoft ocurre justo al presentae una propuesta para prevenir futuras pandemias.

Y es que Bill Gates considera que se necesitan nuevas capacidades, como un sistema de alerta global y un equipo de primera respuesta frente a las enfermedades infecciosas.

Internacionales

Museo del Louvre recupera dos obras robadas hace cuarenta años

Las piezas del siglo XVI, habían sido robadas en mayo de 1983.

Publicado

el

Foto: Internet

Las piezas fueron robadas en mayo de 1983.

El Museo del Louvre dio a conocer que recuperó dos piezas de una armadura del siglo XVI que habían sido robadas en 1983, y que serán expuestas en la sala de Objetos de Arte del ala Richelieu. 

Las piezas habían fueron donadas al Estado francés en 1922 por la baronesa Salomon de Rotschild.

Un portavoz expresó que; “El museo del Louvre se alegra de que estas dos piezas de armadura de la época renacentista hayan podido ser recuperadas gracias al trabajo de los investigadores”.

Las piezas son un casco tipo borgoñota y una coraza de hierro con decoración en relieve e incrustaciones en oro, fabricados en la región de Milán en la segunda mitad del siglo XVI. 

El 1 de mayo de 1983, la vitrina en la que las obras eran expuestas apareció destrozada y las circunstancias de la desaparición fueron una incógnita.

Las obras fueron localizadas en Burdeos cuando un experto de antigüedades acudió a los trámites de una herencia y alertó a la policía de la oficina de lucha contra el tráfico de bienes culturales ante la sospecha sobre el origen del lote. 

La Fiscalía de Burdeos ya investiga y tratará de esclarecer cómo ambas piezas llegaron a esta familia.

Continuar leyendo