Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Internacionales

Esterilizan a migrantes detenidas en EU

Publicado

el

Foto: Internet

Mientras que una mujer migrante en Estados Unidos se encontraba sedada, pero no inconsciente en el centro de detención de Irwin, Georgia del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas, escuchó que un ginecólogo le había practicado una histerectomía por error: “Retiré el ovario incorrecto”, expresó el médico a la enfermera. Sin embargo, el doctor terminó por retirar el otro ovario, ya que supuestamente tenía un quiste.

La joven migrante ya no podrá tener hijos, aún cuando fue deportada.

Mujeres migrantes han denunciado estas prácticas bajo el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas, ICE en una detención de Irwin, Georgia.

La organización no gubernamental Project South, en Atlanta, Georgia, dio a conocer las historias de Dawn Wooten, una enfermera contratada para realizar estas prácticas. Luego de renunciar este año, se convirtió en denunciante protegida.

Tras ver en reiteradas ocasiones estas prácticas, la enfermera se cuestionó si los úteros de tantas mujeres podrían estar mal, además de la condición insalubre del establecimiento.

Toda mujer era enviada con el ginecólogo apodado como “el recolector de úteros”.

Incluso una mujer pensó que instaurarían algunas pruebas con ellas: “Cómo si experimentaran con nuestros cuerpos”.

El Departamento de Seguridad Nacional, la Oficina Para los Derechos Civiles y las Libertades, el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas en Atlanta, y el centro de detención del condado de Irwin, solicitaron una revisión a las quejas.

Continuar leyendo
Publicidad ADO

Internacionales

Fue declaro muerto y “resucitó” en plena autopsia

Publicado

el

Foto: Internet

Un hombre que se encontraba preso en el Centro Penitenciario de Asturias fue encontrado sin vida en su celda.

Según el medio Daily Mail, el hombre identificado como Gonzalo Montoya Jimenez, fue declarado muerto por error y sacado de la carcel en una bolsa para cadáveres para una autopsia.

Además, la familia del hombre fue informada sobre su “fallecimiento”, como parte del procedimiento que se lleva adelante cuando muere un preso.

Asimismo, durante el estudio un patólogo escuchó ruidos raros que provenían del recluso.

Según contaron los agentes de investigación que el hombre fue llevado a a la autopsia “sin presencia policial, porque en ese momento se pensó que estaba muerto” y se actuó de acuerdo con los protocolos.

Cuando se dieron cuenta que el hombre no estaba muerto lo enviaron al centro de salud con las autoridades para que lo vigilaran.

Un portavoz del Servicio Penitenciario español explicó lo sucedido: “Dos médicos de la prisión concluyeron que tenía signos clínicos de muerte después de pasar lista por la mañana e informaron a la policía, a sus familiares más cercanos y a un tribunal de guardia local como parte del procedimiento estándar.

El tribunal envió a un médico forense que fue quien realmente confirmó su muerte. Tres médicos han visto signos clínicos de muerte, por lo que todavía no está claro exactamente por qué ocurrió”.

Desde la Penitenciaría Central de Asturias, por su parte, realizaron una investigación para dilucidar la “muerte y resurrección” del hombre.

Continuar leyendo