Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Entretenimiento

¡Están ahí mis vidas? ya puedes tener la canción oficial del #ThaliaChallenge

Publicado

el

Hace algunas semana Thalia se volvió viral en redes sociales al grabar un vídeo en Facebook live en el cual saludaba a sus fans de una manera peculiar, del cual las frases ¿Me oyen?, ¿Me esuchan?, ¿Me sienten? empezaron a correr de boca en boca.

El vídeo fue tan compartido en las plataformas digitales que incluso se lanzó el denominado #ThaliaChallenge el cual consiste en imitar la grabación de la actriz y cantante ya sea de manera fiel o incluyendo tonos con más comedia, tal fue así que hasta famosos se sumaron al tren copiando y subiendo sus propios videos.

La reacción de publico fue tan grande y tan diversa que en las redes se organizaban marchas para detener las grabaciones en las cuentas de la ex-timbiriche, sin embargo La esposa de Tommy Mottola se dijo contenta por el alcance de su clip y expresó que no le importan las reacciones negativas que reciba a consecuencia de ello, y para muestra de que Thalia se siente tan feliz con el resultado de su “Challenge” ahora puedes descargar su canción oficial en distintas plataformas digitales.

Aquí te lo dejamos para que hagas “Tikitiki Tikitikitiki”

 

Entretenimiento

Felinos intentan ingresar por dos años a un Museo en Japón

Publicado

el

Desde el 2016, dos gatos han intentado ingresar al Museo de Arte de la ciudad japonesa de Hiroshima, pero cada vez que lo intentan son atrapados por los guardias de seguridad o personal del museo.

La historia de Gosaku y Ken Chan se dio a conocer en redes sociales, y los apodaron ‘intelectuales’ por querer entrar al museo. Los felinos cuentan incluso con un club de ‘fans’ en Twitter con más de 42 mil seguidores.

Ambos gatos se quedaron cerca del museo a la espera de poder ingresar algún día.

A pesar de que los guardias siguen impidiendo que entren, la tienda de regalos de la institución ahora ofrece a sus visitantes bolsas con las figuras estampadas de Gosaku (el gato marrón) y Ken Chan (el gato negro).

Los gatitos en algunas ocasiones simplemente se quedan tras la puerta, quieto y esperando poder entrar, tratando de que los empleados sintieran compasión y los dejen ingresar.

Continuar leyendo