Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Nacionales

Encuentran ejecutado al sobrino de “El Chapo”

Publicado

el

Culiacán, Sinaloa, 9 de julio .- Fue identificado como Enrique Romero Guzmán Rocha, sobrino de Joaquín Guzmán Loera “El Chapo”, el joven encontrado asesinado dentro de un vehículo Toyota Corolla, el cual fue localizado abandonado en una brecha que conduce a la comunidad de El Ranchito, a la salida sur de la capital del estado.

La víctima, que fue identificada por sus familiares, era hermano del extinto Juan Guzmán Rocha “El Juanon”, sobre el que pesaba una orden de aprehensión en una corte de la ciudad de Chicago, en los Estados Unidos, por tráfico de drogas.

Según el parte de la Policía Municipal de Culiacán, la madrugada de este miércoles recibieron un aviso sobre una persona que se encontraba muerta dentro de un automóvil, en el asiento del conductor.

La víctima, quien fue identificada más tarde como Guzmán Rocha, presentaba varios impactos de bala en el cuerpo. El 3 de julio de 2019 fue perseguido por varias calles de la colonia Pemex por un grupo armado.

En esos hechos, en el que conducía un vehículo Toyota con placas del Estado de México, era acompañado de una joven de nombre Karen, la cual resultó muerta y él con una herida leve, al internarse al aérea de estacionamiento de una planta de Petróleos Mexicanos para eludir a sus atacantes.

Sobre su hermano, Juan Guzmán de 39 años de edad, considerado por las autoridades federales y militares como uno de los operadores de Guzmán Loera, con el que tenía vínculos familiares, este fue encontrado muerto en diciembre del 2011.

A “El Juanon”, como se le conocía, fue levantado por un grupo armado sobre la carretera que conduce a Navolato, cuando conducía un vehículo en compañía de José Miguel Bastidas Manjarrez, ambos fueron encontrados con huellas de tortura y disparos.

FUENTE: VANGUARDIA

Nacionales

Comunidades indígenas denuncian robo y amenazas por oponerse a Tren Maya

El Consejo Regional Indígena y Popular de Xpujil (Cripx) dio a conocer las presiones que han ejercido en su contra por oponerse al proyecto del Tren Maya, al denunciar el impacto negativo que podría ocasionar a las comunidades mayas cercanas al circuito.

Publicado

el

Foto: Internet

A través de un comunicado, el Consejo Regional Indígena y Popular de Xpujil (Cripx) dio a conocer las presiones que han ejercido en su contra por oponerse al proyecto del Tren Maya, al denunciar el impacto negativo que podría ocasionar a las comunidades mayas cercanas al circuito; por señalar la violación de los derechos humanos de dichas comunidades y sobre todo, por el juicio de amparo que lograron para suspender el proyecto de manera indefinida en el municipio de Calakmul por la mala elaboración de las consultas informativas dirigidas a los pobladores.

El informe relata que el día 20 de septiembre, información financiera, equipos, tarjetas bancarias del Consejo Regional Indígena y Popular de Xpujil, fueron sustraídos de la habitación de la administradora, seguidamente el martes 23 de septiembre un compañero del Cripx, recibió un mensaje de amenaza por medio de WhatsApp. Lo descrito también está declarado en la denuncia ante la Fiscalía General del Estado de Campeche en el acta AC-10-2021-331, realizada por la afectada directa, Alicia Gutiérrez Moreno.

“Este robo y amenaza debe comprenderse en el contexto de señalamiento que hemos sido objetos diversas organizaciones de la Sociedad Civil y como organización indígena de difamación, estigmatización y sobretodo de criminalización por parte del Estado México, tanto en medios gráficos, virtuales y de comunicación televisiva, por nuestra oposición organizativa”.

Consideran que el motivo principal es debido a que el Cripx ha solicitado información para el análisis, comprensión, posición y decisión. “Lo único que hemos recibido por parte de Fonatur y demás instituciones de gobierno que se involucran en este megaproyecto, es información parcial, limitada, sesgada, poco clara y sin soportes o anexos”, señalaron.

Se resaltó que han acudido a la mayoría de eventos públicos a los que han sido invitados para escuchar y conocer todo lo relacionado con este megaproyecto; reuniones ante el Consejo Municipal, Consejo Técnico de la Reserva, Asamblea Informativas, reuniones de presentación de una parte de sus Polos de Desarrollo, etc. De igual manera, cuando la Semarnat, abrió la Consulta Pública, solicitaron que se registrara nuestra participación, al momento en que esta misma institución dio a conocer la Manifestación Impacto Ambiental, en ese evento presentaron sus comentarios (desconocen si los tendrán en su consideración).

La respuesta de Fonatur ha sido la promoción de grupos de contra ataque a dicha organización, pues más que de Defensa del Tren, son grupos que dividen a las comunidades, buscan el protagonismo, se autonombran como las únicas, reproducen el discurso de descalificación confundiendo a los campesinos, indígenas y pobladores en general de la región, por estos modos, caen en la fabricación de la mentira, la información a medias, promueven la persecución contra la disidencia, fomentan las falsas promesas de participación y acceso a beneficios sin documentos sobre lo que realmente es el Tren Maya, argumentaron.

El Cripx, investiga y busca la opinión de Centros de Investigación, de Universidades, de la Academia, sobre todo cuando se trata de impactos acumulativos: ambientales, sociales, económicos, culturales, jurídicos, que nos permitan tener una visión a corto a mediano y largo plazo de estos.

“Continuaremos recurriendo a todos los procedimientos legales tanto nacionales como internacionales para defender nuestros derechos colectivos e individuales”.

“Hacemos responsable al Gobierno Mexicano de la integridad física de nuestras compañeras y compañeros y lo conminamos a dejar de administrar conflictos al dividir las comunidades, promoviendo el encono, el rencor, la criminalización y la estigmatización hacia el Cripx y hacia otras organizaciones”.

También aseguraron que dichas prácticas de división y conflicto no son nuevas y lamentaron profundamente el recrudecimiento de estos mecanismos corruptos que lo único que fomentan es la violencia.

“Hacemos responsable al gobierno mexicano en todos sus niveles, del mal uso, manipulación de la información sustraída indebidamente del equipo que le fue robado a la administradora de nuestra organización, así como del destino y mal uso de la información financiera que contenía, en este sentido, hemos presentado las denuncias penales para que investiguen y den con los responsables de este ataque”, finalizaron.

Continuar leyendo