Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Nacionales

Desafiante venganza en México de Ana Baquedano

Publicado

el

Foto: Internet

La joven de 16 años fue exhibida por su pareja en una foto donde se ve desnuda, foto que fue compartida sin su consentimiento.

Luego de graduarse, por medio de un conocido quien manifestó que una foto de ella donde se mostraba desnuda transitaba por la redes sociales y estaba siendo compartida Ana empezó a sentir miedo.

En poco tiempo, aquella imagen se viralizó y Baquedano cayó presa de la vergüenza y del sentimiento de culpa. Llegó a sentir que esa imagen la perseguía donde quiera que fuera y que era imposible huir de las miradas y los comentarios ofensivos sobre ella.

Años después, Baquedano se enfrenta a aquella situación de una manera diferente.

A pesar de la presión social y del estigma asociado a este tipo de imágenes, la joven, actualmente estudiante de psicología, logró vencer sus propios miedos y se convirtió en activista contra la porno venganza y en defensa de las víctimas.

Su campaña contra esta práctica impulsó una ley en el estado mexicano de Yucatán -del cual Baquedano es oriunda- que fue aprobada el pasado mes de mayo y que contempla penas de cárcel para quienes divulguen o amenacen con difundir imágenes eróticas, sexuales o pornográficas obtenidas con o sin el consentimiento de otra persona.

Además de Yucatán, otros estados mexicanos como el Estado de México, Chihuahua, Jalisco, Querétaro y Puebla cuentan con legislaciones similares.

El camino hasta donde la joven ha llegado no ha sido fácil, sin embargo después de pasar por una dura situación decidió darle vuelta al hoja y lejos de ser una victima decidió actuar y cambiar su actitud a favor de otras victimas.

Continuar leyendo
Publicidad Automotriz Tabasco

Nacionales

Mató a su hijo porque “los demonios” se lo “ordenaron”

Publicado

el

Tisha Sanchez, una residente de Irving, Texas, fue arrestada tras encontrar el cuerpo de su hijo muerto el pasado fin de semana, cuando una llamada alertó sobre el asesinato del menor, de ocho años, quien era hijo de la mujer.

El Departamento de Policía de Irving investiga las circunstancias que señalan a la madre, de 30 años, como sospechosa del asesinato.

La llamada de alerta indica que la hermana de la sospechosa, identificada como Maria, llamó para notificar el incidente al creer que la mujer había matado al menor, su sobrino de ocho años, asfixiándolo con una almohada.

El incidente ocurrió la mañana de este domingo en la cuadra 2600 de Peach Tree Lane en donde los agentes llegaron tras recibir una llamada de la hermana de la sospechosa reportando que había alguien inconsciente.

Después, recibieron otra llamada de la misma persona que les dijo que su sobrino ya había muerto. Al llegar los agentes, comprobaron que se trataba de un menor.

El menor fue encontrado en una cama de una casa rodante detrás de una residencia, según indica el documento legal. Un oficial llegó a la escena y localizó al niño sin vida.

“Maria dijo que fue a la casa rodante para buscar al niño debido a los comentarios de su hermana y encontró al menor inconsciente en la cama y llamó al 911.”, se lee el documento legal.

La confesión de la inculpada refiere que cometió el hecho tras debido a que “demonios se lo habían ordenado”, aunque no se especificó si la mujer de 30 años, ya estaba diagnosticada con algún trastorno mental como esquizofrenia, enfermedad comúnmente asociada a “escuchar voces”.

Sanchez se encuentra en la cárcel de Irving con una fianza de dos millones de dólares y bajo cargos de asesinato.

Según registros oficiales, Sanchez previamente había enfrentado cargos por presuntamente resistir un arresto y agresión a un servidor público. Esos cargos provienen de un incidente en noviembre pasado cuando la policía fue llamada a una tienda de ropa cerca de la carretera estatal 183 sobre una madre que arrastraba a su hijo por la tienda, dijo la policía.

Los oficiales decidieron que ella necesitaba ayuda mental y la llevaron al Hospital Parkland Memorial en Dallas, dijo la policía. No estaba claro cuánto tiempo pasó en el hospital antes de ser dada de alta.

Continuar leyendo