Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Nacionales

Claudia Sheinbaum desaparecerá al cuerpo de granaderos

“La policía está para cuidar al pueblo, no para reprimir”, apuntó.

Publicado

el

Foto: Internet

Al rendir protesta, la jefa de gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, informó la desaparición del cuerpo de granaderos, los cuales se sumarán a otras corporaciones y tareas de protección civil.

“En la recuperación de la esencia democrática y pacifista del movimiento que triungó el 1 de julio, coincidimos y lo hacemos por convicción y lo ha manifestado en diversas ocasiones nuestro presidente, de nunca utilizar a las fuerza armadas para reprimir al pueblo”, indico Sheinbaum.

Así mismo dijo que solicitó al secretario de Seguridad Pública, Jesús Orta, la desaparición del Cuerpo de Granaderos, como obligación moral y deuda con las demandas del movimiento estudiantil del 68.

Se retomarán las reuniones del gabinete de seguridad todas las mañanas, una vez a la semana, y también acudirá a las reuniones de Seguridad Nacional que encabeza el presidente de México.

“La policía de la CDMX se encargará de la labor preventiva cotidiana y trabajaremos en coordinación con inteligencia”, apuntó.

Con más de 33,000 policías efectivos, 5,000 de tránsito, 16,000 de la policía bancaria e industrial, 6,000 en personal de apoyo, la capital es la entidad que más elementos tiene por población, precisó Sheinbaum.

Nacionales

Perrita nada 220 kilómetros para llegar a plataforma petrolera

Publicado

el

Un insólito hecho ocurrió en una plataforma petrolera aislada en medio del océano, luego de que trabajadores vislumbraran a lo lejos a un perro que se acercaba a ellos nadando.

La plataforma se encuentra a 220 kilómetros de la costa, por lo que ninguno de los empleados creía lo que estaba viendo, hasta que finalmente apoyaron al animal para sacarlo del agua.

“Lo encontramos tratando de nadar hacia nuestra plataforma, que está aproximadamente a 220 kilómetros de la costa. Afortunadamente, el mar estaba bastante quieto porque el viento estaba en calma. Acabamos viendo su pequeña cabeza, pero si las olas fueran más grandes, creo que probablemente no lo habríamos notado en absoluto”, señaló uno de los trabajadores.

Aún atónitos, los trabajadores le dieron de comer y le colocaron un pequeño refugio improvisado para que pudiera descansar.

“Cuando lo llevamos a bordo por primera vez, parecía deprimido y cansado por estar en el agua durante mucho tiempo. Había perdido mucho peso. Cuando le dimos agua y minerales, sus síntomas mejoraron y comenzó a sentarse y caminar normalmente”, finalizó.

FUENTE: ADN40

Continuar leyendo