Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Internacionales

Aprueban ley para censurar el Internet en Rusia

Publicado

el

Foto: Internet

Rusia se encamina hacia la transformación en la construcción de un telón de acero digital. Se tiene el objetivo de hacer frente a las amenazas cibernéticas y en respuesta a la estrategia de ciberseguridad de Estados Unidos, el Parlamento ruso ha dado el visto bueno este martes a la creación de un Internet soberano.

El polémico proyecto supone no solo erigir una Red doméstica que pueda funcionar de manera autónoma; también permitirá a las autoridades rusas filtrar la información externa a esa Red y bloquear el contenido que considere indeseable o peligroso.

El plan es crear la infraestructura para, en caso de ataque cibernético, desplegar las murallas digitales. Y desenchufarse de Internet global para quedarse dentro de un ecosistema ruso. Si otros países intentan aislarla, Rusia se aislará primero, plantean.

La ley para establecer RuNet, como han llamado a la Internet soberana rusa, ha alarmado a las organizaciones de derechos civiles, que sostienen que tras el argumento de prevenir pirateos o ataques digitales se esconde la intención de reforzar el control de la Red. Y de limitar las libertades en el ciberespacio en este país de más de 144 millones de habitantes, y en el que el 76% de la población tiene acceso a Internet.

El abogado y activista compara la nueva ley con la conocida como cibermurallachina, con la que el Gobierno del gigante asiático controla la Red y bloquea el acceso a cientos de webs y aplicaciones, como Twitter, Facebook o YouTube.

Rusia ya bloquea aplicaciones de mensajería como Telegram, la red social profesional LinkdIn o el canal de vídeos DailyMotion. Aunque Telegram ha sorteado la prohibición a través de una maniobra técnica y sigue estando disponible. Las empresas responsables de estas webs se negaron a almacenar la información de sus usuarios en Rusia por temor a que la Administración les requiriese esa información, por ejemplo, para perseguir opositores. Y fueron vetados.

La administración rusa ha amenazado ahora con hacer lo mismo a Facebook o Twitter, aunque de momento solo les ha impuesto mínimas sanciones económicas. El proyecto de ley aprobado este martes se suma a otras medidas de la misma corriente: hace unas semanas entró en vigor la ley que permite multar o bloquear a los medios digitales que difundan “noticias falsas”.

Más información aquí

Internacionales

China reanuda venta de murciélagos; solo 3 ciudades prohíben comer perros y gatos

Publicado

el

Medios locales reportaron hoy que China, tras dos meses de confinamiento por coronavirus en la mayor parte de la república, reanudó la venta de animales exóticos, específicamente de murciélagos.

Según la prensa local, mercados en todo el país continúan con la venta de este roedor que, científicamente, se ha comprobado que su consumo es letal .

Esto, debido a los diversos reportes que confirman que en su ADN se originó la diversa variedad de coronavirus conocidos al momento.

Pese a los esfuerzo de las autoridades chinas, que cerraron en enero el mercado de mariscos de Wuhan, que supuestamente fue el origen de la pandemia, la vendimia de animales prohibidos continúa, señaló el Post.

Los murciélagos llevan una variedad de coronavirus y se les atribuye la epidemia de coronavirus del SARS de 2002 que también se originó en un mercado chino.

Debido a ello, el congreso chino votó el 24 de febrero para cerrar todos los mercados de animales salvajes del país. Sin embargo, tan pronto el gobierno anunció la reanudación de casi todo tipo de actividades, este mercado sigue existiendo.

Sin embargo, la ciudad china de Shenzhen anunció que incorporará en mayo la prohibición de comer perros y gatos, en el marco de la crisis de COVID-19

Solo el Gobierno de esta ciudad, anunció que incorporará en mayo la prohibición de comer perros y gatos a la de comerciar y consumir animales salvajes, impuesta en el marco de la crisis del coronavirus COVID-19.

En su página web, el Gobierno municipal asegura que se trata de la “regulación más estricta” que se ha impuesto en China desde que las autoridades nacionales iniciaron una campaña contra el consumo de animales salvajes tras las sospechas de que el brote de COVID-19 pudo estar relacionado con un mercado de Wuhan donde se vendían.

La lista de animales terrestres permitidos se limita a cerdos, vacas, ovejas, burros, conejos, pollos, patos, ocas, palomas y codornices, así como a “otros incluidos en el Directorio Nacional de Recursos Genéticos de Ganado y Aves Domésticas”, donde también figuran otras especies como búfalos, camellos o caballos.

Queda así prohibido también comer animales como serpientes o lagartos; sin embargo, la megalópolis suroriental también permitirá seguir consumiendo productos acuáticos que no estén específicamente prohibidos, como tortugas o sapos.

Quienes sigan consumiendo animales salvajes tendrán que enfrentarse a multas de, como mínimo, 150 mil yuanes (21 mil 130 dólares), mientras que quienes los vendan harán frente a sanciones que comienzan por 100 mil yuanes (14 mil 90 dólares).

El Ejecutivo de la ciudad aseguró que, desde el comienzo de la epidemia, “el comercio y el consumo de animales salvajes ha supuesto un gran peligro oculto para la salud pública“, algo que “ha atraído la atención de la sociedad”.

Aparte de Shenzhen, la cercana ciudad de Zhuhai y la provincia a la que ambas pertenecen, Cantón, también han emitido recientemente regulaciones al respecto, siguiendo la iniciativa de las autoridades nacionales.

Continuar leyendo