Síguenos en las redes
La Internacional Villahermosa

Nacionales

AMLO pide mantener el equilibrio en el costo de gasolina

Publicado

el

Foto: Internet

Siete marcas que comercializan combustible más caro vendieron éste entre el 6 y el 12 de abril, de acuerdo con información de la Secretaría de Energía (Sener)

La titular de esa Secretaría, Rocío Nahle, explicó que los datos obtenidos de un mecanismo para conocer el precio de los combustibles en las más de 12 mil 500 gasolineras del país arrojaron que las firmas antes mencionadas son las que tienen precios más elevados del promedio que es de 19.51 pesos.

Indicó que en el caso de la gasolina regular, las cinco firmas que venden este producto a un precio más elevado son Shell, a 20.23 pesos; G500, 19.89; FullGas, 19.89; Exxon Mobile, 19.87; y Total 19.86; indicó que, en el caso de la primera, el costo está 0.72 centavos más cara que el precio de Pemex, de 19.51.

En cuanto a las cinco más baratas están PetroSven, 18.74; Arco, 18.91; Rendichicas, 19.18; Gulf, 19.24; y Costco, 19.29.

Nahle García también detalló la información referente a la gasolina premium, la cual, principalmente, es ofertada a un precio más alto del promedio de 20.81 pesos, por Shell, 21.61; Walmart, 21.24; y Oxxogas, 21.20. Pero es más barata en PetroSeven, 20.53, Arco, 20.41; y Gulf, 20.54.

La información de la Sener también incluye los precios del diésel, que entre los misms 6 y 12 abril tuvo un costo promedio de 21.28, pero fue más caro en Walmart, por 21.75; en Shell, 21.68; y Oxxogas, 21.68; pero a un precio más accesible en Rendichicas, 20.54; Arco, 20.74; y Chevron, 20.82.

Al referirse a las estaciones de servicio con precios más altos en la gasolina Magna, Nahle García informó que las estaciones de servicio localizadas en el Estado de México, Campeche y Tamaulipas, entidad donde incluso una gasolinería vende el litro a 14.28 pesos.

Las estaciones de servicio con el litro de gasolina Premium más caro en el país se ubican en Guanajuato, Sinaloa y Chiapas, mientras que Puebla, Tamaulipas y Veracruz dominan la lista donde se localizan las gasolinerías con el litro de Premium más barato del país.

Nacionales

Mató a su hijo porque “los demonios” se lo “ordenaron”

Publicado

el

Tisha Sanchez, una residente de Irving, Texas, fue arrestada tras encontrar el cuerpo de su hijo muerto el pasado fin de semana, cuando una llamada alertó sobre el asesinato del menor, de ocho años, quien era hijo de la mujer.

El Departamento de Policía de Irving investiga las circunstancias que señalan a la madre, de 30 años, como sospechosa del asesinato.

La llamada de alerta indica que la hermana de la sospechosa, identificada como Maria, llamó para notificar el incidente al creer que la mujer había matado al menor, su sobrino de ocho años, asfixiándolo con una almohada.

El incidente ocurrió la mañana de este domingo en la cuadra 2600 de Peach Tree Lane en donde los agentes llegaron tras recibir una llamada de la hermana de la sospechosa reportando que había alguien inconsciente.

Después, recibieron otra llamada de la misma persona que les dijo que su sobrino ya había muerto. Al llegar los agentes, comprobaron que se trataba de un menor.

El menor fue encontrado en una cama de una casa rodante detrás de una residencia, según indica el documento legal. Un oficial llegó a la escena y localizó al niño sin vida.

“Maria dijo que fue a la casa rodante para buscar al niño debido a los comentarios de su hermana y encontró al menor inconsciente en la cama y llamó al 911.”, se lee el documento legal.

La confesión de la inculpada refiere que cometió el hecho tras debido a que “demonios se lo habían ordenado”, aunque no se especificó si la mujer de 30 años, ya estaba diagnosticada con algún trastorno mental como esquizofrenia, enfermedad comúnmente asociada a “escuchar voces”.

Sanchez se encuentra en la cárcel de Irving con una fianza de dos millones de dólares y bajo cargos de asesinato.

Según registros oficiales, Sanchez previamente había enfrentado cargos por presuntamente resistir un arresto y agresión a un servidor público. Esos cargos provienen de un incidente en noviembre pasado cuando la policía fue llamada a una tienda de ropa cerca de la carretera estatal 183 sobre una madre que arrastraba a su hijo por la tienda, dijo la policía.

Los oficiales decidieron que ella necesitaba ayuda mental y la llevaron al Hospital Parkland Memorial en Dallas, dijo la policía. No estaba claro cuánto tiempo pasó en el hospital antes de ser dada de alta.

Continuar leyendo